Demoran 4 años obras hídricas

Conagua advierte que no fue posible terminarla en 2014, por lo sensible que significa hacer el corte de agua

Filtraciones de la K invertida que conecta las líneas 1 y 2, retrasaron los trabajos. Foto:  VÍCTOR GAHBLER / EL HERALDO DE MÉXICO
Filtraciones de la K invertida que conecta las líneas 1 y 2, retrasaron los trabajos. Foto: VÍCTOR GAHBLER / EL HERALDO DE MÉXICO

Las obras del Cutzamala, que recientemente provocaron el corte de agua potable más grande en la historia del valle de México, tienen un retraso de cuatro años, y, además, terminaron costando 200 por ciento más que su valor original.

De acuerdo con la documentación de la licitación LO-016B00004-N25-2014 localizada en CompraNet, los trabajos realizados para la tercera y última etapa de la construcción de la segunda línea de alta presión del Sistema Cutzamala debieron finalizar el 15 de diciembre de 2014, pero apenas la semana pasada se realizaron los trabajos críticos, los cuales fallaron.

Adicionalmente, el costo de dichas obras era de 159.9 millones de pesos, monto que contrasta con los 480 millones de pesos que costaron, según Roberto Ramírez de la Parra, director general de Comisión Nacional del Agua (Conagua), una diferencia de 200 por ciento.

La Conagua, en entrevista para El Heraldo de México, respondió que la causa se debe a que hubo seis convenios modificatorios al contrato donde se actualizaron plazos y montos y se ampliaron porque son sensibilices los paros del Sistema Cutzamala, estas obras nunca se habían hecho.

Las empresas encargadas de las obras, que salieron mal en las primeras horas de prueba, fueron Consultoría de Ingeniería para Soluciones Integradas (CISI) en consorcio con Consultoría en Obras Estructurales de Tuberías (COET) y fueron adjudicadas a través de una licitación pública por la Conagua en junio de 2014, entonces encabezaba David Korenfeld.

Estas obras representarían mejoras en el funcionamiento del Cutzamala, el cual proporciona cerca de 26 por ciento de los requerimientos de agua potable del valle de México.

Las maniobras que comenzaron la semana pasada fueron las más críticas, conectar la línea o tubería de alta presión existente con la nueva mediante un bypass, una pieza de 180 toneladas en forma de K invertida, que al final se arrastró por errores de cálculo de la presión del agua que, hasta ahora, son desconocidos.

Por las obras y el fallo en los cálculos de los ingenieros de la Conagua y de las empresas, el corte de agua para el Valle de México pasó de 70 a 150 horas.

El servicio está en proceso de reestablecerse, pero bajo unas maniobras improvisadas que consistieron en retirar el bypass, para que la línea quedara como ya estaba desde hace 36 años, con una nueva conexión desde la planta de bombeo.

 

POR EVERARDO MARTÍNEZ

jrr

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
CDMXFOTO:ESPECIAL

Más velocidad en 11 vialidades