Cosechan alimentos orgánicos

Agricultores se abren espacios en la CDMX para ofrecer su mercancía

QUINOA. Félix promueve sus productos, como galletas y frituras, elaborados en Tláhuac.  Foto: Carlos Navarro
QUINOA. Félix promueve sus productos, como galletas y frituras, elaborados en Tláhuac. Foto: Carlos Navarro

Mercado El 100 es una oasis para productores de alimentos orgánicos en la Ciudad de México, entidad donde sólo el 0.2 por ciento de la población económicamente activa se dedica a la agricultura.

Surgido hace casi ocho años, para ser precisos el último domingo de octubre, con poco más de una veintena de productores, este punto de comercio ha dado impulso a esta actividad económica.

La idea es trabajar directamente con el productor para acortar cadenas de comercio. Esto beneficia directamente al productor y al consumidor, (…) al final se hace un intercambio de conocimientos, comentó Ricardo García, coordinador de operaciones.

Pionero en esta actividad, este mercado es el único en su tipo en la capital del país: forma parte del exclusivo grupo de organismos de certificación reconocidos para aplicar certificación de productos orgánicos de la producción familiar y/o de los pequeños productores organizados del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica).

Para que un productor tenga la oportunidad de participar en estos espacios de comercio, tiene que pasar por una serie de filtros, para garantizar que el producto es completamente orgánico.

 

Eso beneficia al productor y al consumidor que tiene esa garantía que lo que vienen a consumir son productos orgánicos y ecológicos, resaltó García.

Permanentemente se encuentra los domingos en la colonia Roma, en la esquina de Orizaba y Antonio M. Anza, mientras que ayer se instalaron en el Instituto Mexicano para la Justicia, en Coyoacán, donde ofrecen hasta 500 productos como hortalizas, café, chocolate, mezcal, cerveza, entre otros.

Según el gobierno federal, Chiapas, Oaxaca, Michoacán, Chihuahua y Guerrero concentran 82 por ciento de la superficie orgánica total, por lo que la capital queda relegada en este ámbito.

Hace seis años, Félix dejó sus siete carnicerías, por problemas de salud, para dedicarse a la producción de alimentos orgánicos en la colonia Del Mar, en Tláhuac. Ofrece 60 productos, que incluyen aderezos, palomitas, churritos, y galletas de quinoa. Y señala que debe haber mayor oportunidad para que cualquier persona adquiera lo que comercian.

 

Sería bueno que hubiera más facilidades de que todos consuman (estos productos), comentó.

Julia Kuri produce té gourmet artesanal a base de flores, frutas y especias recién cosechadas, que son mezcladas con herbolaria mexicana. Asentada en el municipio mexiquense de Atizapán de Zaragoza, reconoce que para ingresar a este mercado los requisitos son muy exigentes, pero dan garantía de lo que ofrecen.

 

Por CARLOS NAVARRO 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
CDMXBiblioteca_Vasconcelos_Pancartas

Biblioteca Vasconcelos permanece cerrada pero sin plantones