¿Cómo opera el Metro de la Ciudad de México?

El Metro es consiente de la responsabilidad que significa transportar a 5.5 millones de usuarios diariamente

¿Cómo opera el Metro de la Ciudad de México?
Las líneas A y 12 cuentan con centrales independientes. Foto: Moisés Rosas

Sí, parece que estamos en un set de las películas del Santo, me confirmó lo que vieron mis ojos Pablo Rivera, jefe de reguladores del Puesto Central de Control (PCC) del Metro de la ciudad, el cerebro y motor del Sistema de Transporte Colectivo.

Puntos rojos parpadeantes en un tablero indican la marcha de los trenes. Lo último en tecnología en los años sesenta. Una reproducción fiel del Sistema de Transporte de Francia.

Estos tableros son los originales con los que inició el sistema en 1969, tenemos pensado actualizarlos, no porque no funcionen, sino porque es más difícil encontrar refacciones si necesitan reparación


Pablo Rivera

Ubicado en la calle Delicias en la Alcaldía Cuauhtémoc, el Puesto Central de Comunicación 1 alberga las líneas 1,2,3,4,5 y 6, mientras que el Puesto Central de Control 2 aloja las líneas 7,8,9 y B.

Las líneas A y 12 cuentan con centrales independientes. Todas
independientes bajo la supervisión de los reguladores. Treinta trabajando en cuatro turnos.

El Metro de la cuenta con una operación minuciosa. Existe una comunicación constante entre reguladores y los conductores de los 384 trenes en servicio.

Todos ellos son capacitados para atender cualquier situación que se les presente, desde protocolos en casos de averías, sismos y hasta suicidios en vías.

Existen diversos motivos que provocan la marcha lenta de trenes, puede ser por algún desperfecto en un tren, objetos arrojados a vías o el más común que los usuarios no permitan el cierre de puertas, explica Efraín Rodríguez, conductor en Línea 7.

Cuando una persona se arroja a las vías, se activa un protocolo especial que bloquea automáticamente el tren y corta la energía eléctrica de vías.

El conductor si está en condiciones, puede bajar a revisar si la persona está o no con vida. Es un shock muy fuerte, afirma Efraín.

En casos de sismos lo primero es mantener la calma, no hay lugar más seguro que el Metro. comenta Julio Vergara conductor en la Línea 1.

Por Moisés Rosas

lhp

¿Te gustó este contenido?