CDHDF señala a Consejería por malas prácticas de un defensor de oficio

En la recomendación 16/2018, dirigida a la Consejería, la CDHDF constató que el individuo, quien no contaba con cédula profesional, llevó a cabo una simulación de la defensa y una actuación ineficaz

Nasheli Ramírez Hernández, presidente la Comisión de Derechos Humano del Distrito Federal (CDHDF), y José Ramón Amieva Gálvez, secretario de Gobierno de la Ciudad de México. 
FOTO: CUARTOSCURO
Nasheli Ramírez Hernández, presidente la Comisión de Derechos Humano del Distrito Federal (CDHDF), y José Ramón Amieva Gálvez, secretario de Gobierno de la Ciudad de México. FOTO: CUARTOSCURO

Por malas prácticas de un defensor de oficio de la Consejería Jurídica y de Servicios Legales, cinco personas están presas.

Es un caso paradigmático, porque estamos hablando de la repetición de una actuación que no recibió la debida supervisión, sostuvo la Ombudsperson Nashieli Ramírez.

En la recomendación 16/2018, dirigida a la Consejería, la Comisión de Derechos Humanos local (CDHDF) constató que este individuo, quien no contaba con cédula profesional, llevó a cabo una simulación de la defensa y una actuación ineficaz, que afectó en total a 13 personas.

Realizando una simulación de defensa, registrada y evidenciada en el presente documento, generando aún mayor desigualdad y nulificando su derecho a la defensa adecuada, en un contexto de por sí adverso para quienes tienen la defensa pública como única opción.

Estos casos demuestran como esta actuación ineficaz por parte del defensor generó afectaciones reales a trece personas víctimas en su derecho a la defensa adecuada, dijo.

Tras las entrevistas con los afectados, se dio cuenta que se les solicitaba dinero y les hacía creer en escenarios que no eran factibles.

Este defensor de oficio pedía dinero adicional a lo que es su salario, está documentado este patrón que siguió esta persona. No era un abogado con cédula profesional, lamentó.

La titular de la CDHDF agregó que están pidiendo que se abra un proceso en la Contraloría General y también en la Procuraduría General de Justicia de la CDMX.

Los hoy presos estaban señalados por delitos de alto impacto.

Lo que se pone en tela de juicio es el debido proceso y la debida defensa. En la medida que él no realizó los trámites ni con diligencia lo que tenía que haber dirigido, nunca vamos a saber si están purgando una pena si son inocentes o no, recalcó.

La prácticas de este defensor se dieron entre 2014 y 2018; actualmente ya no ocupa este cargo, sin embargo la CDHDF no sabe los motivos de su separación, porque la Consejería no dio mayor detalle.

Nashieli Ramírez enfatizó que se habrá una nueva oportunidad con lo estipulado en la Constitución de la Ciudad de México.

Se va a crear un Instituto, lo que estamos diciendo puede va a traer una serie de reforzamientos que permiten que esto que está pasando no se vuelva a repetir, explicó.

En la Ciudad de México, en siete de cada 10 juicios interviene un defensor de oficio; sólo hay 400 que apoyan en estas labores. La dimensión es altísima, aseveró, por lo que mínimo se debe duplicar el número de estos elementos.

Por Carlos Navarro

¿Te gustó este contenido?