Luis Soto

Agenda confidencial

Gil Zuarth cortó orejas y rabo

Gil Zuarth cortó orejas y rabo

Como Presidente del Senado, por cierto, el más joven en la historia del Senado mexicano, aprobó acuerdos vitales y fundamentales para el futuro de México

Quieren “resucitar” a Elbita

Quieren “resucitar” a Elbita

Los observadores políticos objetivos e imparciales, señalan que algunos mequetrefes quieren construirle una pista mediática a la señora, como tantas que armaron en su época de gloria y esplendor

“Ricky Ricón”, pobre víctima

“Ricky Ricón”, pobre víctima

A “Ricky Ricón” se le pararon los pelos, es un decir, porque un agente del CISEN lo acompaña a todos sus actos proselitistas

Los tres riesgos

Los tres riesgos

El secretario de Hacienda refirió que la economía va muy bien, pero advirtió de tres riesgos que también todo México conoce: el proceso electoral, el TLC y la Reforma fiscal de Estados Unidos

Así terminaron los precandidatos

Así terminaron los precandidatos

José Antonio Meade se encamina a un destino casi fatal: desplomarse hasta el tercer lugar, porque no hay nada en su panorama que anuncie lo contrario

Se buscan culpables

Se buscan culpables

Dicen quienes le leen el pensamiento al candidato del PRI, que éste ya descubrió por qué su campaña "no levanta" y por qué sus equipos de comunicación no funcionan

¿Y la comisión “antihuachicolera”, Apá?

¿Y la comisión “antihuachicolera”, Apá?

El único resultado de la comisión para combatir a los “huachicoleros” fue que la “ordeña” creciera descomunalmente

Palabras huecas de otro Luis

Palabras huecas de otro Luis

Cómo quiere que la población respete la ley cuando la SCJN se comporta como empleada del Ejecutivo

Mensajes a “ya sabes quién”

Mensajes a “ya sabes quién”

Llama la atención de los observadores políticos objetivos e imparciales por qué PRI, PAN y hasta el PRD están empeñados en “hacerle el caldo gordo” al multicitado “ya sabes quién”, respondiendo a sus ocurrencias

¡Ay, Luisito!

¡Ay, Luisito!

O sea que mientras Donald y sus halcones nos agarran a toallazos casi todos los días, dices que estamos mejor que con Obama. ¡Pues qué poca… sensibilidad política, secretario!