Renacimiento

Renacimiento

Pero el debate es más revelador como una muestra, crucial aunque sea pequeña, de cómo aproximamos los mexicanos nuestra vida pública.

Para evaluar propuestas de seguridad

Para evaluar propuestas de seguridad

Es curioso que siendo quizá el tema más doloroso de nuestra cotidianeidad, la seguridad no es el asunto central de las campañas electorales. En la Universidad de Texas en Austin, propuse algunos criterios para evaluar estrategias en materia de seguridad, que nos permitan salir del círculo vicioso de la sobresimplificación del fenómeno.

Nostalgia de un imperio

Nostalgia de un imperio

A un lado del Coliseo se encuentran las ruinas del foro romano, que era el centro de la ciudad imperial

La campaña que viene

La campaña que viene

Andrés Manuel López Obrador ofrece un cambio radical, y aventaja en las encuestas por no menos de diez o quince puntos

Furia antiindependiente

Furia antiindependiente

Leyó usted bien: las 870 mil firmas válidas que acumuló Margarita en los meses recientes son superiores al padrón de Morena y Encuentro Social juntos

La alternativa es la barbarie

La alternativa es la barbarie

La democracia es de quien la trabaja; que para que la democracia viva, exige de nosotros que no desmayemos nunca en su profundización

Dedícalo a los “haters”

Dedícalo a los “haters”

No creo que en México el éxito individual en lo deportivo, artístico y cultural sea el único camino de trascendencia

El temor de Vargas Llosa

El temor de Vargas Llosa

No creo que Vargas Llosa haya sido un mal político. Estuvo a nada de ganar la presidencia de su país

¿El fin de una época?

¿El fin de una época?

Algo hay que respalda la hipótesis de Macario Schettino y Jesús Silva-Herzog Márquez que diagnostican, ni más ni menos, el fin de una época en nuestro sistema de partidos

Votantes dignos

Votantes dignos

Nada encuentro más poderoso para justificar nuestra falta de compromiso, y hasta de esperanza en lo público, que la condescendencia. Una de las razones que se usan para no pagar impuestos, para no denunciar un delito menor, para no participar en una organización ciudadana, o incluso haciendo todo ello, para explicar el fracaso de toda iniciativa generadora de valor público es que “en democracia, los votantes son constantemente manipulados y los políticos siempre se salen con la suya.” Así, nuestras múltiples fallas cívicas no se ven como parte del problema, sino como una especie de defensa mínima, justa, ante el abuso ineludible.