Agustín Barrios Gómez


Agustín Barrios Gómez / El norteamericanista / Heraldo de México

Oh, Canada

Canadá es un país relativamente nuevo, independizándose en 1867, pero no fue hasta 1982 que el Parlamento británico perdió el derecho de legislar en temas canadienses

Agustín Barrios Gómez / El norteamericanista / Heraldo de México

Mexicanization / Americanización

México y Estados Unidos tienen 560 mil millones de dólares en comercio entre ambas naciones

Agustín Barrios Gómez / El norteamericanista / Heraldo de México

North America by any other name…

Trump detesta el comercio. Profundamente ignorante y desdeñoso de todo lo que huela a conocimiento, percibe todo intercambio fuera de su tribu como contaminante

Agustín Barrios Gómez / El norteamericanista / Heraldo de México

Eppur si muove

Hay que blindar las zonas del país que tienen gran ímpetu latente. Una vez afianzadas, se tendría la fuerza para extender el desarrollo hacia el sur

Agustín Barrios Gómez / El norteamericanista / Heraldo de México

The thin line

"A mí me gusta pagar mis impuestos. Con ese dinero compro la civilización": Oliver Wendell Holmes

Agustín Barrios Gómez / El norteamericanista / Heraldo de México

Nuestra relación disfuncional con el dinero

La razón por la cual el sexenio de Enrique Peña Nieto fracasó fue porque entendió el enriquecimiento personal como una extensión del poder político

¿Otro error  en diciembre?

¿Otro error en diciembre?

El peso y la bolsa han descontado buenas noticias que es probable que no sucedan. México podría sufrir una fuerte sacudida cuando se enfrente con una realidad más cruda

Agustín Barrios Gómez: Ambassador Cantinflas

Agustín Barrios Gómez: Ambassador Cantinflas

México tiene muchos casos de personajes que hoy se aprecian en Hollywood, pero no tiene un mensaje ni coordinado ni contundente

Agustín Barrios Gómez: La paradoja  de Tijuana

Agustín Barrios Gómez: La paradoja  de Tijuana

Para el mundo entero, la frontera está en crisis. Para la región Tijuana-San Diego, donde vive 40 por ciento de la población fronteriza, un “boom” inmobiliario y un aeropuerto binacional fundamentan un optimismo inusitado