Voyager 2: Llegó al espacio

Voyager 2 se encuentra a 18 mil millones de kilómetros de la Tierra; tiene 41 años de existencia, siendo la misión más larga de la NASA

TIEMPO. La NASA estima que ambas Voyager continuarán funcionando hasta 2025. Foto: NASA
TIEMPO. La NASA estima que ambas Voyager continuarán funcionando hasta 2025. Foto: NASA

Por segunda vez en la historia, un objeto hecho por el hombre alcanzó el espacio entre las estrellas. La sonda Voyager 2 de la NASA abandonó la heliosfera, la burbuja protectora de las partículas y los campos magnéticos creados por el Sol.

Los científicos determinaron que la sonda cruzó el borde exterior de la heliosfera el 5 de noviembre. Este límite, llamado heliopausa, es donde el viento solar caliente y tenue se encuentra con el medio interestelar frío y denso. La nave lleva un instrumento que proporcionará información sobre la naturaleza de esta puerta de entrada al espacio interestelar.

La evidencia de la salida del Voyager 2 del Sistema Solar fue que dejó de funcionar un instrumento que reacciona ante la presencia de plasma solar, sustancia que inunda todo el sistema.

Ambos Voyager brindan una visión detallada de cómo nuestra heliosfera interactúa con el viento interestelar. Sus observaciones complementan los datos del Explorador de límites interestelares, una misión de detección remota.

La NASA prepara una misión adicional: la sonda de aceleración y mapeo interestelar, que se lanzará en 2024 para complementar las observaciones de los Voyager.

La Voyager tiene un lugar muy especial para nosotros en nuestra flota de heliofísicos, dijo Nicola Fox, directora de la División de Heliofísica. Nuestros estudios comienzan en el Sol y se extienden a todo lo que toca el viento solar. Tener a los Viajeros enviando información sobre el borde de la influencia del Sol nos da una visión sin precedentes de un territorio inexplorado.

Por CARMEN SÁNCHEZ

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
ArtesEl reconocimiento como Mejor Bailarina lo obtuvo por su papel de Julieta en la obra Romeo y Julieta. Foto: @ElisaCarrilloC

Mexicana y maravillosa