Una casa llena de cultura

El que fue hogar del historiador y difusor cultural Guillermo Tovar de Teresa es ahora un espacio museístico

NUEVA PROPUESTA. El museo se podrá visitar de forma gratuita todos los días de 10:30 a 18:00 horas. Además, se dio a conocer
que a partir de febrero contará con una cafetería en la planta baja, a cargo de Leonora Tovar y López-Portillo. Foto: NAYELI CRUZ
NUEVA PROPUESTA. El museo se podrá visitar de forma gratuita todos los días de 10:30 a 18:00 horas. Además, se dio a conocer que a partir de febrero contará con una cafetería en la planta baja, a cargo de Leonora Tovar y López-Portillo. Foto: NAYELI CRUZ

Paredes que exponen obras de aclamados pintores, como Simón de Pereyns, Luis y Andrés Lagarto, Miguel Cabrera y Baltasar de Echave Rioja se encuentran en la casona que fue el hogar de uno de los principales difusores y promotores del patrimonio cultural de América Latina, Guillermo Tovar de Teresa.

Este espacio, que ahora es conocido como Museo Casa Guillermo Tovar de Teresa, de la fundación Carlos Slim, cuenta con una biblioteca que resguarda joyas literarias, como primeras ediciones de Sor Juana Inés de la Cruz, así como una porcelana de la Virgen de Guadalupe, que fue uno de los regalos que Carlota daba a las damas de su corte.

Ubicada en el corazón de la Roma, Valladolid 52, se encuentra el inmueble que alberga una colección de arte del multifacético Tovar de Teresa; un espacio que busca acercar a sus visitantes a la mirada culta que construyó el mexicano a lo largo de su vida.

 

Es una enorme alegría el que hoy esta casa se vuelva un homenaje a su legado y una reflexión de que ser mexicano significa adquirir el conocimiento completo de su historia, comentó Fernando Tovar y de Teresa.

La tenacidad, interés y pasión por aprender, llevó al historiador a ser el novel asesor de arte virreinal de la Presidencia de la República Mexicana, durante el mandato de Gustavo Díaz Ordaz, a la edad de 11 años. Desde entonces, se dedicó a la colección e investigación documental, histórica y artística de piezas latinoamericanas.

Todas las noches sacaba los libros de mi padre y acababa dormido con un ejemplar recargado en el estómago. Era lo único que le interesaba: saber más sobre el arte mexicano. Ahí entendí que el camino de Guillermo era clarísimo, agregó su hermano.

Todo su archivo está digitalizado y puede consultarse de manera gratuita en la sede del Museo Soumaya en Plaza Carso.

 

Por LUISA FRANCO

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
ArtesEl autor recibió el Premio Nacional de Periodismo de
México 1998, en reconocimiento a su trayectoria. Foto: Especial

Octavio Paz, el periodista cultural