Un hipopótamo cuestiona la corrupción en México

Expuesta ahora por primera vez en Latinoamérica, esta pieza, que antes viajó a Estados Unidos y Europa, cuestionando, en esas ocasiones, "¿qué es la justicia?"

Un hipopótamo cuestiona la corrupción en México

 

 

Un hipopótamo elaborado con tres toneladas de barro de Tlaquepaque, Jalisco, reposa en el tercer piso del Museo de Arte Carrillo Gil, sobre él está un cabalgador que se dedica a leer todos los días el periódico.

 

Se trata de la pieza Hope Hippo, de la pareja de artistas Allora y Calzadilla, la cual fue exhibida por primera vez en la 51 Bienal de Venecia y ahora llega a este espacio para lanzar una pregunta al público mexicano:¿Qué es la corrupción?.

 

Expuesta ahora por primera vez en Latinoamérica, esta pieza, que antes viajó a Estados Unidos y Europa, cuestionando, en esas ocasiones, ¿qué es la justicia?, es una  crítica a las esculturas ecuestres, que siempre representan a un héroe montando en un caballo, aludiendo a un personaje histórico, explicó Anel Jiménez, curadora de Hope Hippo.

 

Cuando los artistas estuvieron en Venecia se dieron cuenta que la mayoría de esas figuras representaban un acto heórico; contrario a eso, este hipopótamo está dormido, indiferente, dijo Jiménez.

El actor-lector, quien revisa las noticias de la prensa nacional, hace sonar un silbato  cuando encuentra una nota sobre corrupción o relacionada a ello, para que los espectadores volteen a verlo y no sólo pasen de largo.

 

Más allá de convertir al actor que está encima en un héroe, lo vuelven en un lector crítico; su acto épico es denunciar a través del silbato, detalló la curadora.

 

Los periódicos que va desechando a un lado de la escultura se quedan alrededor de la instalación, para que el público consulte las noticias.

 

Allora y Calzadilla siempre han trabajado con elementos históricos, toda esta cantidad de periódicos son sedimentos de lo ha pasado en México, en otras regiones han cuestionado el tema de la injusticia, ahora de la corrupción.

 

La pieza también es una analogía que se hace con la sociedad, según la curadora, la intención es que sirva al visitante para crear una conciencia crítica y activa, que lo lleve a pensar en su rol social y en si comete actos de corrupción. La escultura, que fue creada por artesanos mexicanos, se ha ido agrietando desde que se instaló, es parte de la naturaleza de su material, a los artistas les encanta que le pase esto, es parte de la obra, dijo Jiménez.

 

PERFORMANCE 

Para acompañar a Hope Hippo, el Museo de Arte Carrillo Gil presenta la exposición Los artefactos subordinados, la cual se creó para que sirva de complemento a la pieza de los artistas Allora y Calzadilla.

 

Aprovechando la coyuntura de exhibir el hipopótamo, nos planteamos revisar la colección del museo y hacer una muestra que enriquezca la lectura que se tiene sobre esta gran pieza que combina un objeto de naturaleza escultórica y a un actor o performer, explicó Carlos Palacios, el curador en jefe del recinto.

Elegimos una serie de documentos, videos y fotografías que registran una serie de acciones performáticas que se han ido gestando en este espacio desde el año 2000, detalló Anel Jiménez.

 

Con piezas y documentos de Eduardo Abaroa,  Gustavo Artiga, Héctor Zamora, Juan José Gurrola y Cristian Segura, entre otros, esta muestra busca explorar la evolución del performance en Latinoamérica, desde los noventa hasta la actualidad, con Hope Hippo.

 

Por Scarlett Lindero

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
ArtesFOTO: Pablo Salazár

Alberto Gracidas: El Sastre taurino de la Plaza México desde hace 18 años