Un escenario sin prejuicios

Por séptima ocasión se lleva a cabo un encuentro que busca profesionalizar el trabajo de actores con sensibilidades distintas

SOBRE SEDES Y FECHAS. En su primera edición, el encuentro se realizó en San Luis Potosí. Foto: Cortesía
SOBRE SEDES Y FECHAS. En su primera edición, el encuentro se realizó en San Luis Potosí. Foto: Cortesía

Jesús Rodríguez perdió la vista a los 7 años, pero ése no fue el acontecimiento que cambió su vida. La transformación total de su existencia llegó cuando tenía 18 y una amiga lo invitó a participar en una obra de teatro.

No pensé que fuera a impactar tanto mi vida, pensé que sería una obra que se haría una sola vez y ya, como cualquier pastorela, recuerda.

El joven actor se involucró gradualmente en la escena, tomó talleres y entendió lo que sucede en el escenario cuando la magia del teatro se pone en acción. Poco a poco fue profesionalizando su trabajo hasta convertirse en un integrante más de la Compañía Teatro Ciego/ Arte Ciego, AC.

Toda mi vida cambio, cuando llegue al teatro era muy tímido, no me gustaba hablar frente al público, me ponía nervioso, la obra en la que participe (Bajo el puente) es en total oscuridad y eso me ayudó a no sentir tanta pena, pero con los talleres comencé a soltarme más, a hablar, a socializar, a hablar más fuerte.

Rodríguez y la compañía de la que forma parte, participan a partir de hoy en el Séptimo Encuentro de Teatro de Discapacidad. Otros territorios, que este año reúne a diez compañías escénicas nacionales y un colectivo de artes visuales; todos, con la intención de seguir profesionalizando el arte hecho por personas con discapacidad y derribar estigmas acerca de los límites del ser humano.

La ceguera, dice el actor, nunca fue una limitante, realmente no la tomaba en cuenta, ni yo me había dado cuenta que tenía una discapacidad hasta que me empiezo a enfrentar al mundo y la discriminación. Con el teatro, la oscuridad se convirtió en una oportunidad: Me ayudó a desarrollar otras cosas, aunque siempre he tenido oportunidad de hacer todo lo que he querido, la discapacidad o los límites los pones tú, dice.

Superado cualquier prejuicio, el actor y los participantes de Otros territorios se enfrentan ahora a entenderse como artistas profesionales:

En un momento nos cuestionábamos si éramos actores o éramos cieguitos haciendo teatro. Nos quitamos todas las etiquetas y decidimos quedarnos con la idea de que sí somos actores, la discapacidad es una añadidura. Queremos quitar eso de ‘vengan al teatro a ver ciegos actuando’, cambiarlo por ‘vengan a ver el trabajo de unos actores, y aparte son ciegos’.

El encuentro se realiza de manera paralela en San Luis Potosí, Veracruz y Ciudad de México, las compañías participantes están integradas por artistas con discapacidad intelectual, visual, auditiva, motriz, psicosocial y parálisis cerebral, quienes ofrecen montajes de teatro tradicional, clown, títeres, cuenta cuentos, danza y stand up comedy.

POR LUIS CARLOS SÁNCHEZ

eadp

¿Te gustó este contenido?