Taibo regala libro prohibido

En el Día Internacional del Libro, el titular del FCE obsequió ejemplares de La Sombra del Caudillo y anunció que la FILIJ regresará al Cenart

ESTE AÑO. El escritor aseguró que la FILIJ regresará al Centro Nacional de las Artes, su sede original. Foto: Cuartoscuro
ESTE AÑO. El escritor aseguró que la FILIJ regresará al Centro Nacional de las Artes, su sede original. Foto: Cuartoscuro

Lo que más me gusta en el mundo es regalar libros, dijo ayer Paco Ignacio Taibo II, después de que una voz en el micrófono lo anunció como el león de las letras. Con motivo del Día Internacional del Libro, el escritor tuvo su primera oportunidad para consumar su deseo: ya como director del Fondo de Cultura Económica (FCE) obsequió cuatro mil ejemplares de La sombra del caudillo, de Martín Luis Guzmán.

No lo hizo en una zona marginal de la ciudad. Eligió un lugar simbólico: la glorieta del Ángel de la Independencia, sobre Paseo de la Reforma. En Iztapalapa, no, argumentó, porque la Semana Santa lo impedía y en la Gustavo A. Madero, tampoco, porque está excesivamente al norte y segrega.

Regalar libros forma parte de su política al frente de la Estrategia Nacional de Lectura que, dice, busca romper las trabas para que los lectores lleguen a los libros. La jornada tomó por sorpresa a quienes transitan de manera cotidiana por la zona, no hubo tumultos ni escasez de ejemplares, tampoco formalidad a la hora de entregar los libros, la gente simplemente se acercó y los recibió: ya sea de manos del escritor o de la gente que lo rodea.

Prohibido por mucho tiempo, incluso en su versión cinematográfica, La sombra del caudillo, dirigida por Julio Bracho, se encontraba empantanada en un problema legal. Para que el Fondo pudiera editarlo y regalarlo debió llegar a un acuerdo con los herederos del autor y ahora, la negociación continúa además con la editorial Porrúa porque Taibo quiere seguir imprimiéndolo a bajo costo y distribuirlo en el país.

Hacia allá ha puesto los ojos el escritor, quien ya capitanea sin pudor la Dirección General de Publicaciones y Educal (ambas aún en la estructura de la Secretaría de Cultura). Ayer anunció que, a partir de este año, la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (FILIJ) se realizará en dos sedes: una en la Ciudad de México, nuevamente en el Centro Nacional de las Artes (Cenart) y otra en la ciudad de Mérida, Yucatán.

 

No podemos hacer una feria infantil y juvenil de ese nivel sólo en el DF. La idea inicial contempla realizar el encuentro en tres sedes: uno en el norte, otro en el sur y la de la Ciudad de México, pero este año no hay dinero en operación para hacerlo así.

Así que por el momento sólo será en Mérida y en el Cenart; ya no en el Parque Bicentenario, a donde la administración anterior la había trasladado porque ya no cabía. Taibo aseguró que hacer la feria en Azcapotzalco costaba hasta 42 millones de pesos y que no era verdad que ya no cabía en el Cenart. ¿Y por qué costaba tanto?, se le preguntó: Porque eran unos absolutos ineptos, dijo.

 

FCE. La actividad forma parte de parte de la Estrategia Nacional de Lectura. Foto: Cuartoscuro

 

Por LUIS CARLOS SÁNCHEZ

¿Te gustó este contenido?