Rubicó, nuevo espacio interactivo

Se trata de un sitio artístico y lúdico que tiene como objetivo que el visitante se involucre en las exposiciones y pueda realizar alguna obra que tenga en mente, en diversos artículos de moda

“Las mexicanadas de Rubicó”, es el nombre de su primer sala, en la que llama la atención una pared con luces neón
“Las mexicanadas de Rubicó”, es el nombre de su primer sala, en la que llama la atención una pared con luces neón FOTO: Yaz Rivera

Una calavera ubicada por la calle Luis G. Urbina, a la altura del número 74 en Polanco, llama la atención de cualquier transeunte que pasa por ahí. Pocos saben pero se trata de una galería de nombre Rubicó, la cual nació con el objetivo de enaltecer el talento mexicano; un lugar lúdico en el que además de apreciar las obras expuestas, puedes formar parte de ellas.

Las mexicanadas de Rubicó, es el nombre de su primer sala, en la que llama la atención una pared con luces neón y sobre ella cuadros montados que tienen como lienzos pieles de la firmas Louis Vuitton y Goyard. Alejandra González Olson, directora de la casa platicó que estos fueron hechos de bolsas reutilizadas con la finalidad de que el artista plasmara su obra con otro estilo.

Con intervención artística

Durante el recorrido podrás encontrar otras dos salas: una de ellas con una mesa de Ice Hockey y la de al lado con un futbolito. En este espacio nuestros visitantes tienen la oportunidad de jugar y pasar un tiempo divertido, se olvidan por un rato de la rutina de la escuela o el trabajo, dijo Alejandra.

De la misma forma describió que el corazón de la casa es el Atelier, un lugar en donde se involucran cuatro artistas permanentes haciendo diversas intervenciones en artículos de moda como tenis, chaquetas, mochilas, maletas, entre otros. En esta área de lo que se trata es que tú, seas el artista. Puedes traer tus accesorios personales, platicas el proyecto en su totalidad, se realiza un boceto y se ejecuta, comentó el también productor.

Pero, ¿qué significa Rubicó?

En palabras de Tino González, quien también forma parte del proyecto como director, explicó que el nombre viene de Rubicón, el río que cruzó Julio César para dar batalla. Atravesarlo era un riesgo, pues el número de guerreros del rival era mayor; y de ahí se tomó el nombre pues crear una empresa es como echar un volado, pues no sabes si te va a ir bien o mal, dijo.

Un espacio para todos

Desde su apertura, pocos saben que el lugar es totalmente gratuito y que además de apreciar arte y formar parte de él, este tiene una cafetería en donde se congrega la mayor cantidad de obras del artista mexicano Demián Chango Mohar. La galería también ha sido pensada para los pequeños del hogar, pues de martes a sábado cuenta con diversos talleres creativos como cuenta cuentos, circo, teatro y espectáculo de luces.

POR MANUEL CAMACHO-ZAZUETA

 

¿Te gustó este contenido?