‘Reyes, mi maestro’: Borges

El escritor argentino reconoció en el intelectual mexicano a su gran mentor; en el 120 aniversario de su natalicio, que se celebra hoy, se realizan múltiples actos

INTERCAMBIO. La relación entre el argentino y el mexicano se extendió por más de tres décadas.  Ilustración: Allan G. Ramírez.
INTERCAMBIO. La relación entre el argentino y el mexicano se extendió por más de tres décadas. Ilustración: Allan G. Ramírez.

Alfonso Reyes había llegado a Buenos Aires como embajador de México en Argentina. Era el año de 1927. El encuentro sucedió en la casa de otro intelectual: Pedro Henríquez Ureña. De aquel primer acercamiento surgiría una amistad de más de tres décadas y Jorge Luis Borges acabaría por reconocer a Reyes como su maestro. El mexicano tenía 38 años, el argentino 28.

Según cita José Emilio Pacheco, en un artículo aparecido en la Revista de la Universidad, el amigo y traductor de Borges al inglés, Donald A. Yates, refiriere que Reyes encaminó al bonaerense a escribir su libro vital: Reyes le señaló a Borges el camino que, una década después, y tras experimentos vacilantes, le llevaría a la composición de los extraordinarios cuentos que iban a integrar su obra fundamental, Ficciones.

En las infinitas cartas que ambos intercambiaron, Borges se dirigía al mexicano como su mentor: Querido maestro y amigo, le decía. En una misiva de 1959 le confía incluso, sobre sus problemas con la vista: El país y yo lo extrañamos minuciosamente: Mis ojos no me dejan escribir y tengo que dictar esta carta y borrajear, acaso ilegiblemente, esta firma. También el escritor René Avilés Fábila constató la veneración por el mexicano: cuenta que en 1971, cuando tuvo oportunidad de conocer a Borges y le preguntó cuántos mexicanos había conocido, éste simplemente le respondió: Sólo a Reyes, mi maestro.

En todo caso, la admiración era compartida: Jorge Luis Borges, es el más alto exponente de las letras hispanoamericanas. Ningún escritor como él, dueño de tan limpio y alto estilo, declaró Reyes en una entrevista. En el fondo de esa admiración mutua había un querer compartido; el amor de la literatura y de las literaturas, como el mismo Borges le dijo al escritor Osvaldo Ferrari.

POESÍA BORGIANA

Para conmemorar los 120 años del nacimiento de Borges, 100 mil poemas de escritores argentinos clásicos y contemporáneos se distribuyeron en las calles de Buenos Aires y el interior de Argentina.

La suelta de poemas gratuita incluye a escritores contemporáneos como Antonio Requeni y consagrados como Borges y Alfonsina Storni.

Pero las celebraciones irán más allá. Diferentes organismos públicos e instituciones privadas planean homenajear al autor de Historia universal de la infamia durante una semana, con espectáculos teatrales y musicales, proyección de películas basadas en sus cuentos, talleres, cursos y debates.

Hoy se celebra el Día del Lector, para conmemorar el nacimiento de Borges, quien murió a los 86 años, en 1986, en Ginebra, pero cuya obra sigue teniendo una enorme vigencia.

De los 17 libros de la Biblioteca Borges, se estima que se venden en Argentina unos 60 mil ejemplares por año.

Por Redacción y Reuters

lctl

¿Te gustó este contenido?