Primer coro de Manos Blancas en México

Éste es un proyecto internacional que busca desarrollar las capacidades artísticas de niños y jóvenes con discapacidad y está iniciando su operación en Chiapas

Es un grupo integrado por niños y niñas
Es un grupo integrado por niños y niñas

En el marco del Festival Arte e Inclusión del Sureste, un esfuerzo que une a creadores, gestores y artistas para crear formas inclusivas del arte, iniciaron las actividades del Coro de Manos Blancas de San Cristóbal de las Casas. Los conjuntos con este nombre indican que los participantes tienen alguna discapacidad y que interpretan la música con lenguaje de señas, el mexicano en este caso.

Este grupo estará integrado por niños, niñas y adolescentes especiales, con deficiencias auditivas, visuales y cognitivas; con impedimentos motrices, con dificultades para el aprendizaje, y autismo. El Coro forma parte del Programa Musical de Educación Especial de México, perteneciente a la representación oficial de El Sistema Nacional de Coros y Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela en México. Esta organización de músicos pedagogos venezolanos tienen un modelo de estudio que crece más allá de sus fronteras. Hoy en día, este modelo educativo está presente en más de 40 países en donde se ha probado como una alternativa real y sustentable de educación inclusiva.

El festival abarcó tres ciudades: Santo Domingo, Tuxtla Gutiérrez y San Cristóbal de las Casas. Las entidades que lo promueven son, Concertino, Centro de Formación Musical y Artística y la Ópera de San Cristóbal, institución de reciente creación que impulsa la cultura regional y que da un paso adelante en la construcción de una sociedad más equitativa a través de esta empresa.

Se espera que en el primer trimestre de 2019 todo esté listo para el inicio de actividades del Núcleo Valles Centrales del Programa Musical de Educación Especial en México, que será la primera unidad mexicana. El objetivo es que, a través de la práctica y de un un trabajo sistematizado se logre un desarrollo más pleno de niñas, niños y jóvenes con discapacidad y que mejore su calidad de vida.

La Ópera de San Cristóbal y el centro Concertino iniciarán simultáneamente sus actividades en el sur del país; ambas instancias están avaladas por Leonardo Méndez, Gerente Internacional de los Programas Sociales del Sistema en Venezuela, quien presentó oficialmente la iniciativa mexicana. La violinista Daniela Pinzón directora Concertino, es egresada de ese programa, y participa como enlace entre ambos países. También es la directora del coro.

La directora de la Ópera de San Cristóbal, Alejandra Esqueda, explicó: Concertino busca la integración y la equidad a través de programas musicales incluyentes que gestiona la Ópera de San Cristóbal, institución que desarrolla el talento local.

Esqueda señaló que el público participó de forma solidaria en cada actividad y que esperan presentar un recital el próximo año en la Ciudad de México con la colaboración del tenor Alan Pingarrón, cantante con discapacidad visual.

En el mismo modelo de desarrollo y gestión cultural de este Núcleo, se presentaron los núcleos del Istmo (Escuela de Música Tradicional – Ópera del Istmo) y el de Valles Centrales (Orquesta de Cuerdas de San Agustín Etla – Ópera de Antequera).

POR CARMEN SÁNCHEZ

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
ArtesFOTO: Especial

Las nuevas propuestas portuguesas