Plácido Domingo y Juan Diego Flórez engalanan el Mundial

Serán los invitados a la gala que se celebrará hoy en la Plaza Roja de Moscú, un día antes del inicio del Mundial de Futbol Rusia 2018

Foto: Especial
Foto: Especial

Los tenores Plácido Domingo y Juan Diego Flórez serán las estrellas invitadas en el gran concierto de gala que se celebrará en la Plaza Roja de Moscú, un día antes de que inicie el Mundial de Fútbol de Rusia 2018.

 

Este concierto será un acontecimiento importante no sólo para los rusos, sino también para todos los visitantes de la capital al reunir en un mismo escenario a los mejores intérpretes del repertorio clásico, dijeron los organizadores del evento.

 

El español y el peruano interpretarán conocidas arias de ópera y cantarán a dúo con sus colegas rusos en el lugar más emblemático de la capital y se espera que deleiten al público también con temas musicales de este país.

Los organizadores del evento destacan que tanto Domingo como Flórez son famosos en el mundo no sólo por su voz y su talento artístico, sino también por su positiva relación con el deporte.

 

Domingo de pequeño soñó con convertirse en un futbolista profesional y más tarde participó en varias ocasiones en las ceremonias de apertura y clausura de grandes competiciones deportivas. Fue Domingo quien en 1982 interpretó el himno oficial del Mundial que acogió España, recordaron.

 

Entre los renombrados cantantes que acompañarán mañana a Domingo y Flórez estará la soprano Anna Netrebko, una de las grandes figuras de la lírica rusa.

Asimismo, se sumaron al cartel otros conocidos intérpretes del bel canto como Yusif Eyvazov, Ildar Abdrazakov, Aida Garifullina y Albina Shagimuratova.

La Orquesta Sinfónica del Teatro Mariinski, bajo la dirección del maestro Valeri Guerguiev, acompañará a los cantantes.

El gran evento será presentado por la modelo rusa Natalia Vodianova y el pianista Denis Matsuev, ambos embajadores del Mundial de Rusia.

Por: REDACCIÓN

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
ArtesFoto: PABLO SALAZAR SOLÍS

Ernesto Alcocer aborda la maldad laboral