Pasaporte literario

Una selección de las mejores obras de autores latinoamericanos llega a todo el continente

BORDES. Las voces más potentes de
algunos países de América Latina volverán
a publicarse en formato de bolsillo. Ilustración: Norberto Carrasco
BORDES. Las voces más potentes de algunos países de América Latina volverán a publicarse en formato de bolsillo. Ilustración: Norberto Carrasco

Uno de los más grandes escritores del siglo XX, el argentino Jorge Luis Borges decía que

El libro es una extensión de la imaginación y de la memoria, bajo esta premisa nació la nueva colección de novelas, Bordes, la cual expande la literatura y relanza obras consagradas que eran difíciles de encontrar fuera de su país.

Bajo el sello de Planeta, la colección busca que los mexicanos lean a Karina Pacheco (Perú), los colombianos interpreten a Juan Pablo Cuenca (Brasil), los argentinos indagen en las líneas de Antonio Ortuño (México) y, los chilenos puedan conocer la obra de José Adiak Montoya (Nicaragua), todo será posible gracias a esta selección.

Las voces literarias más potentes de estos países serán vueltas a publicar, pero ahora bajo un formato de bolsillo y una estética vintage: Esto con la intención de abarcar un público de lectores jóvenes, principalmente millennials, afirmó Gabriel Sandoval, director de la colección.

La serie de libros que, hará viajar a los lectores hacía nuevas latitudes, debutó en abril de este año con 16 títulos en las ferias del libro de Bogotá y Buenos Aires, comenzando así un extenso recorrido por todo el continente, hasta cerrar con broche de oro en la próxima edición de la FIL de Guadalajara en diciembre.

Cabe mencionar que esta colección, para enriquecer su contenido, irá sumando de dos a cuatro obras por mes: Iniciamos con trabajos que son de autores reconocidos, pero, al paso del tiempo, iremos agregando títulos, habrá espacio para todos, pues Bordes no tiene fecha de caducidad, puntualizó Sandoval.

NO AL MALINCHISMO

Bordes representa una oportunidad para que los escritores aprecien las riquezas y el campo de oportunidades literarias que se tiene en América Latina: Muchas veces sólo aspiramos a cruzar el charco, muchos autores anhelan ser publicados en España y, está bien, pero no ven el enorme territorio que hay en América, es un mercado brutal de lectores cultos y curiosos, afirmó el también director editorial de Planeta en América Latina.

LA OFERTA LITERARIA

MÉXICO. El monstruo pentápodo, de Liliana Blum. El cerebro de mi hermano, de Rafael Pérez Gay. El buscador de cabezas, de Antonio Ortuño. NICARAGUA. Lennon bajo el sol, de José Adiak Montoya. COLOMBIA. La naturaleza seguía propagándose en la oscuridad, de Andrea Mejía. El mundo no nos necesita, de Álvaro Robledo. La luz difícil, de Tomás González. ARGENTINA. El amor es una catástrofe natural, de Betina González. 38 estrellas, de Josefina Licitra. El espectáculo del tiempo, de Juan José Becerra. La caja Topper, de Nicolás Gadano. BRASIL. Descubrí que estaba muerto, de Juan Pablo Cuenca. CHILE. Matadero Franklin, de Simón Soto. ECUADOR. El mitómano, de Adolfo Macías Huerta. PERÚ. No somos cazafantasmas, de Juan Manuel Robles.

Por Fanny Arreola

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
ArtesAPERTURA. El lunes abre al público la muestra en
el Centro Cultural del México Contemporáneo.  Foto: Víctor Gahbler.

En ruta hacia el Snte