Obras de museos provienen de saqueos

La Asociación Holandesa de Museos ha publicado una lista provisional de al menos 42 museos que ha identificado unas 170 piezas de arte en sus colecciones pertenecientes a coleccionistas y comerciantes judíos entre el 1933 y 1945

IDENTIFICACIÓN. La
investigación del Rijksmuseum de Ámsterdam sigue en curso. Foto: Especial
IDENTIFICACIÓN. La investigación del Rijksmuseum de Ámsterdam sigue en curso. Foto: Especial

Unos 42 museos holandeses tienen al menos 170 obras de arte entre sus colecciones que podrían haber sido robadas a coleccionistas y comerciantes judíos antes y durante la Segunda Guerra Mundial, denunció un informe de la Asociación Holandesa de Museos.

En 2009, 163 museos del país iniciaron una investigación para identificar la procedencia de sus obras de arte y clasificar las que, potencialmente, podrían haber sido robadas por los ocupantes nazis.

Como resultado, la Asociación Holandesa de Museos ha publicado una lista provisional de al menos 42 museos, incluido el Rijksmuseum de Ámsterdam, que ha identificado unas 170 piezas de arte en sus colecciones pertenecientes a coleccionistas y comerciantes judíos entre el 1933 y 1945.

Esto incluye unas 83 pinturas, 26 dibujos y 13 objetos.

Durante esa época, los ocupantes nazis obligaron a los judíos a venderles sus obras de arte, mientras que otras pinturas fueron confiscadas, saqueadas o robadas, y terminaron en manos de diferentes museos de todo el mundo.

Como es el caso del judío Jacques Goudstikker, quien se vio obligado a vender a los nazis su colección a cambio de unos pocos florines.

Los propietarios o herederos de obras pueden presentar una reclamación ante un comité especial.

Un ejemplo:

  • En 2006, la familia de Jacques Goudstikker logró recuperar 202 piezas.
  • Goudstikker tenía mil 113 pinturas.

 

Por REDACCIÓN EL HERALDO DE MÉXICO
jram

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
Artes En la exposición hay 14 piezas de artes de los
pequeños que viven en el reclusorio. Foto: Pablo Salazar Solís

El arte detrás de las rejas