No tengo nada que ocultar, asegura Elisa Carrillo

La motivación de Elisa Carrillo Cabrera al frente de la Compañía Nacional de Danza es acercar a más mexicanos a este arte, y poner a nuestro país en el panorama internacional

FOTO: Leslie Pérez
FOTO: Leslie Pérez

A decir de la primera bailarina: no me sorprenden ese tipo de preguntas; refiriéndose al escrutinio del que fue objeto a su llegada a la capital del país para asumir el cargo de codirectora artística de la Compañía Nacional de Danza, puesto que compartirá con el maestro Cuauhtémoc Nájera.

A veces creo que es una lástima que en lugar de pensar que esto es una buena noticia, tratemos de encontrar algo que no esté bien, compartió. Lo que estoy haciendo es muy claro, no tengo nada que esconder.

En su visita a la CDMX, Carrillo, quien actualmente radica en Alemania, donde forma parte del Staatsballet Berlin, dijo entender la inquietud de todos aquellos que están al pendiente de los cambios que se están dando en los organismos culturales con el cambio de administración. Hay que darle tiempo al tiempo y ver cómo avanzan las cosas; adaptarnos, dijo. Es un gran cambio para todos los mexicanos.

Sin embargo, aclaró que el cargo de codirección que se creó especialmente para ella, no es algo que deba despertar suspicacias. No es la primera vez, hay varios casos de una codirección en otros países, enfatizó. Es un modelo que ya existe, puede haber directores artísticos y administrativos.

FOTO: Leslie Pérez

La han cuestionado sobre el presupuesto de la Compañía Nacional de Danza, sobre el sueldo que percibirá, si es que acaso habrá despidos, e incluso quién pagará sus boletos de avión cuando ella visite México. Explicó que, dado que ella reside en Berlín, no estará operando como una funcionaria y vendrá a México tanto como su agenda se lo permita.

A veces los boletos los pagaré yo, todos saben que mi familia está en México, así que no necesito gastar, detalló ante la presión de algunos medios. Yo tengo mi sueldo en Alemania. Para mí lo importante es venir y colaborar, y obtener resultados para la compañía.

A pesar de esto, el objetivo para Carrillo es muy claro: llevar más danza a los mexicanos. México no ha sido un país reconocido por su danza clásica porque no es algo que esté en nuestras raíces, aceptó. Es importante seguir apoyando a la cultura popular, nuestras raíces y danzas folclóricas. Pero también hay que apoyar a la alta cultura, que sí puede ser accesible, con voluntad.

También se ha visto en la necesidad de aclarar que no recibirá apoyos económicos de la CND para la realización del festival Danzatlán, que ha tenido que adaptar a las nuevas políticas de austeridad: Ha sido un gran cambio. Seguirá teniendo el nivel y lo que necesita un gran festival, pero estamos ajustándonos a los apoyos que hemos logrado conseguir.

Lo que motiva a Elisa Carrillo es la oportunidad de poner a México en el mapa internacional. Mi deseo es que los bailarines sientan que su compañía es algo muy importante para representar a su país, compartió. Yo no quiero que en el extranjero me pregunten si hay una compañía en México, quiero que sepan que tenemos una con bailarines con mucho talento, buen repertorio y buen nivel.

Por Carlos Celis

¿Te gustó este contenido?