Música, nuevo huésped de Los Pinos

La ex residencia de los presidentes de México será sede de una orquesta comunitaria de 130 integrantes y de la orquesta Carlos Chávez

FOROS. Salones como el Venustiano Carranza, en la imagen, se usarán como salas de concierto. Foto: Especial
FOROS. Salones como el Venustiano Carranza, en la imagen, se usarán como salas de concierto. Foto: Especial

Los lujosos jardines y salones de Los Pinos, que antes fueron transitados por ministros y presidentes, ahora quieren ser invadidos con música. Una orquesta comunitaria que estará integrada por 130 niños y jóvenes, un coro comunitario y la Orquesta Escuela Carlos Chávez, serán los primeros huéspedes permanentes de la residencia, convertida en espacio cultural desde el 1 de diciembre.

Si ocurre en el Metro de Nueva York, si ocurre en los jardines de Ámsterdam, ¿por qué aquí no?, dice el director de orquesta, Eduardo García Barrios, quien desde hace seis años encabeza también el Sistema Nacional de Fomento Musical. Los planes orquestales para Los Pinos son el primer paso del ambicioso proyecto que el gobierno de Andrés López Obrador tiene para el denominado Complejo Cultural Chapultepec.

En lo que antes fueron oficinas de Comunicación Social y del Estado Mayor, en la casa Adolfo Ruiz Cortines, se ha instalado ahora Fomento Musical. El siguiente residente será la Orquesta Escuela y más tarde, a partir de mayo, la nueva orquesta comunitaria.

García Barrios muestra las instalaciones a El Heraldo de México y no puede ocultar su entusiasmo, recorre las habitaciones y planea: Aquí sólo hay que quitar este muro (de tablarroca) y nos queda un enorme salón para los pianos, para las arpas.

Por primera vez, dice, la Carlos Chávez tiene una sede y tanto sus músicos como sus maestros, se integrarán a un proyecto más abarcador: la de enseñar y crear comunidad en todo el entorno con la conformación de una nueva orquesta. El plan además, afirma, embona con el Programa Nacional Cultura Comunitaria, que la Secretaría de Cultura lanzó en enero pasado y que busca crear colectivos artísticos de todas las disciplinas, por todo el país.

 

PASADO. Habitaciones que fueron oficinas, se ocuparán ahora para ensayos. Foto: Especial

La emoción del director alcanza incluso para atravesar el tema que siempre ha sido el talón de Aquiles de la cultura: el del dinero. Vamos a tener recursos, el presupuesto va funcionar con todo el compromiso de la secretaria (Alejandra Frausto) y de todas las autoridades administrativas, afirma.

Las previsiones suman 3.5 millones de pesos: dos millones para adquirir un set completo de instrumentos para una orquesta sinfónica de 130 integrantes, 1.2 millones para echar a andar y sostener la agrupación durante todo el año y 300 mil pesos para integrar el coro.

El proceso, García Barrios lo tiene bien aprendido: desde hace más de 25 años ha conformado agrupaciones comunitarias, inspiradas en la experiencia que inició el finado José Antonio Abreu, en Venezuela.

En mayo, explica, se lanzará la convocatoria. Se imprimirá pero también se visitarán las colonias aledañas a Los Pinos para invitar a sus futuros integrantes; el proceso de selección durará de 4 a 6 semanas. Luego de recibir a los niños y jóvenes, se inciarán cursos de inducción, que incluyen a los padres, mientras se selecciona a los maestros y alumnos de la Carlos Chávez que podrán fungir también como preparadores de los nuevos músicos.

 

TIMÓN. Eduardo García
Barrios dirigirá el proyecto. Foto: Especial

En verano, todos deberán estar trabajando en un campamento que invadirá Los Pinos. García Barrios quiere que mientras avanza el flujo de visitantes, los pequeños ensayen en los jardines, salones y diferentes espacios, que la gente vea el proceso artístico, que sepa porqué cuando llegas a un concierto suena, queremos darle vida a los jardines y a todos los espacios, explica.

Después del proceso, el director estima que podrá presentar a la orquesta ya tocando, a finales de septiembre. La agrupación se sumará entonces a la oferta musical de Los Pinos, donde se espera, pueda conformarse un programa, durante todo el año, de entre 60 y 80 conciertos.

Por LUIS CARLOS SÁNCHEZ

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
ArtesINICIATIVA. El programa Jóvenes Construyendo el Futuro es a nivel nacional.Foto: Cortesía.

INAH, tras becarios