Muere el poeta uruguayo Saúl Ibargoyen a los 88 años

Con más de 70 libros publicados, entre las obras de Saúl Ibargoyen destacan "La sangre interminable", "Soñar la muerte", "Toda la tierra extranjera", "Exilios", "Erótica mía: escribiré en tu espalda" y "Noche de espadas"

Su obra fue traducida a diversos idiomas. FOTO: ESPECIAL
Su obra fue traducida a diversos idiomas. FOTO: ESPECIAL

El poeta uruguayo Saúl Ibargoyen murió a los 88 años, informó el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA); residía en México desde 1976 y tenía nacionalidad de mexicano.

Lamentamos informar que ha fallecido el poeta uruguayo Saúl Ibargoyen, quien radicaba en nuestro país desde 1976. Descanse en paz, indicó el INBA en cuenta de Twitter, sin mencionar las causas del fallecimiento.

Poeta, narrador y ensayista, Ibargoyen nació en Montevideo el 26 de marzo de 1930, aunque llevaba casi cuarenta años viviendo en México.También era coordinador de talleres literarios, docente, periodista cultural y traductor.

Con más de 70 libros publicados, entre sus obras más destacadas figuran La sangre interminable, Soñar la muerte, Toda la tierra extranjera, Exilios, Erótica mía: escribiré en tu espalda y Noche de espadas.

Su obra fue traducida al inglés, francés, alemán, ruso, bielorruso, portugués, árabe, esloveno, recordó el INBA, que destacó que en 2002 ganó el Premio Iberoamericano Bellas Artes de Poesía Carlos Pellicer para Obra Publicada por su libro ‘El escriba de pie’.

También fue jefe de redacción y subdirector de la revista Plural, maestro de la Escuela de Escritores de SOGEM y editor de la Revista de Literatura Mexicana Contemporánea.

El escritor Paco Ignacio Taibo II lamentó en Twitter la muerte de Ibargoyen, viejo amigo y compañero.

 

Con información de EFE

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
ArtesEn su trabajo, se puede ver distintas figuras de mariachis, pescadores, vendedores de elotes, jimadores, maestros, doctores, entre otros; todos con una particularidad: son de cuerpo gordito FOTO: Cortesía

Mexicanos en “esculturas gorditas”