México Noir: La literatura criminal o la novela negra

El género noir que reavivó el escritor Rafael Bernal con el libro El complot mongol a finales de los 60, está evolucionando con nuevas generaciones

El género noir que reavivó el escritor Rafael Bernal con el libro El complot mongol a finales de los 60, está evolucionando con nuevas generaciones
Género noir
Netlog

El género noir que reavivó el escritor Rafael Bernal con el libro El complot mongol a finales de los sesenta en México, está evolucionando con nuevas generaciones de narradores mexicanos que mezclan el thriller, lo policiaco e incluso la nota roja en un solo relato. Asesinos seriales, delincuentes, homicidas, detectives, víctimas del narcotráfico, personajes lumpen y sicarios, México se cuenta a través de sus crímenes.

El escritor Ivan Farías, compilador de México Noir. Antología del relato criminal (Nitro Press, 2016), explica que el género negro en México nació en la década de los cuarenta, con Antonio Helú y el libro La obligación de asesinar, después vino Rafael Bernal y una década después, los relatos policiacos de Paco Ignacio Taibo II retomaron el género.

Desde el año 2000, el género noir tiene nuevas voces y formas de narrarse. El escritor mexicano Élmer Mendoza fue quien inauguró esta generación milenaria con Un asesino solitario (1999) y El amante de Janis Joplin (2001), según Farías.

La escritora Bibiana Camacho reconoce que sí hay un boom del género, aunque siempre han habido escritores de literatura negra en México, lo que pasa es que también a las editoriales les conviene impulsarlos para tener más ventas.

La autora de Tras las huellas de mi olvido y Lobo (2017) admite que hay un cambio en el discurso de este género literario. Estos híbridos en el género son necesarios porque las sociedades siempre se evolucionan con la tecnología y la violencia.

También, explica, hay una catarsis en los lectores, quienes se acercan a estas historias por la violencia que se vive actualmente en el país.

El género está retratando lo que pasa. Es una tendencia natural; por ejemplo, en Lobo, mi intención no fue hablar sobre los desaparecidos o de la violencia. Poco a poco la misma situación que vivimos me empujó a incluir este tipo de cosas más grandes.

La escritora de novela negra reconoce que este tipo de narrativa tiene un futuro prometedor porque goza de buena salud y tiene grandes representantes.

Hace un año, Ivan Farías compiló en la Antología del relato criminal el trabajo de escritores como Alfonso Morcillo, Ricardo Vigueras, José Salvador Ruíz, Rodolfo J.M., Agustín Cadena, y Rogelio Flores, quienes ofrecen sendos cuentos que van de la mano con la realidad del país.

Incluyó además a Omar Delgado, Bernardo Esquinca, Rafael Acosta, Gerardo Sifuentes, Paul Medrano y Norma Yamilé Cuéllar, quienes entroncan el género con la fantasía, el terror y el absurdo.

POR SCARLETT LINDERO

ADEMÁS:

Miguel Barceló: el arte de provocar

Alfredo Vilchis, esto es barrio, la retrospectiva del artista

My dream, un show de ensueño llega hoy al Auditorio Nacional

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso