Llega a México la cumbia sabanera de Carmelo Torres

Carmelo Torres llegó a México hace unos días con sus cuatro cómplices musicales y su cumbia sabanera para abrir un nuevo capítulo de ritmo en nuestro país.

Édgar López / El Heraldo de México
Édgar López / El Heraldo de México

¿Cuál es la esencia de la cumbia sabanera?, ésta, responde entre sonrisas el músico colombiano Carmelo Torres, y de inmediato comienza a tocar Lolita en su acordeón rojo, una pieza que habla sobre una joven mexicana. Para él, quien es el máximo representante de este género en Colombia, la definición de la cumbia no se puede explicar sólo con palabras, sino gozándola, sintiéndola.

Carmelo Torres llegó a México hace unos días con sus cuatro cómplices musicales: Romy Molina, Rodrigo Salgado, José Movilla y Orlando Landeros para presentar Me recordarán, su más reciente disco, con más de 10 canciones en la que destaca una en especial: Bailemos cumbia, pieza dedicada a los mexicanos.

En Me recordarán, hay cumbia, merengue, sones entre otros ritmos, cinco son de autoría mía, dijo.

Sobre Lolita la pieza que interpretó al inicio de la entrevista, Torres comentó que originalmente fue compuesta por el músico Andrés Landeros, El rey sabanero, o El rey de la cumbia como lo conocieron en Colombia y quien es también su máximo maestro en este género al que le ha dedicado 42 años de su vida.

Carmelo Torres recordó que a los 18 de años obtuvo su primer acordeón, se lo compró a otro acordeonista colombiano famoso: Aniceto Molina, pero fue desde los 6 años de edad que Carmelo quedó hipnotizado por el instrumento de aire cuando lo comencé a tocar, me gustó, lo disfruté y fue un embrujo que tuve con este instrumento, desde entonces no he podido dejar de tocarlo. El acordeón y la cumbia son una extensión de su cuerpo.

Édgar López / El Heraldo de México

Torres aprendió a oído del Rey Sabanero, lo conocí en 1974, en una parranda en un sitio que se llama Flamingo, después me integré con él en San Jacinto, nos hicimos grandes amigos, estuvimos por mucho tiempo buscando parrandas, tocando en fiestas.

Desde entonces, Torres ha sido el responsable de seguir con su legado musical. Era único, aprendí, sobre todo, la forma en la que el interpretaba la cumbia, la tocaba con autoridad, cuando se paraba a tocar era imponente, descubrí su esencia, su estilo, la forma de pisar las notas, y muchas cosas más dijo el maestro de la cumbia sabanera.

El músico sabanero mencionó sobre el género que nació en los Montes de María, San Jacinto, Colombia que en la actualidad esta música está tomando un auge importante en Bogotá principalmente, entre las nuevas generaciones y los veteranos.

Mi tarea seguirá siendo defender la cumbia sabanera, promover su folclore. Sobre la popularidad de la cumbia entre los jóvenes, Carmelo dijo que no tiene problema con que los músicos jóvenes fusionen la cumbia con otros ritmos, mientras respeten las raíces y los orígenes de esta tradición no lo veo mal, la cumbia no debe morir y no lo va a hacer.

La cumbia sabanera nació en las sabanas de Córdoba, Sucre y Bolívar, sin embargo, en la región de San Jacinto este género tiene una cadencia especial, que tomó de la tradición campesina donde se toca con acordeón, tumbadora, guacharaca y la caja vallenata.

Este músico ha representado su cultura sabanera musical en países como España, Italia, Bélgica, Inglaterra, Francia, Alemania, Estados Unidos, Corea del Sur, Australia, México, Panamá, Perú, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Brasil, Arabia y Marruecos. Ayer llevó su folclor al Festival Internacional Cervantino, hoy se presentará en el Festival San Luis Potosí a las 20:00 horas.

Por Scarlett Lindero / El Heraldo de México

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso