Lienzos de Maricela Aranda

La exposición Mujeres en la historia se inauguró esta semana en la Casa de la Cultura de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado

MUJERES. Maricela con una de sus piezas. Foto: CORTESÍA SERGIO JIMÉNEZ
MUJERES. Maricela con una de sus piezas. Foto: CORTESÍA SERGIO JIMÉNEZ

La artista contemporánea Maricela Aranda Torres comparte los retratos de mujeres históricas que han removido y encausado su identidad. La selección se une al pulso de nuestra época en su recorrido por la valoración del eterno femenino.

La exposición Mujeres en la historia se inauguró esta semana en la Casa de la Cultura de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado. La serie principal, que da nombre a la exhibición, es su homenaje a quienes, con sus actos defendieron los derechos humanos en general y los de las mujeres, para quienes son inspiración y ejemplo. Para la pintora son modelos de vida y de lucha.

Cada cuadro presentado es una instantánea del momento histórico en el que vivieron y que la artista comparte con los espectadores. Las escenas se desprenden de una intimidad imaginada, rodeada de elementos simbólicos.

Estas obras han sido un trabajo de reflexión que empezó en la infancia: Algunas de ellas me encontraron, a otras yo las busqué confiesa Maricela Aranda. Refiere que en su niñez se daba cuenta de que eran los hombres quienes eran relevantes.

Por oposición empezó a prestar atención a las mujeres que habían dejado un camino abierto para que otras lo anden, ahí empezó la búsqueda que cristalizó en estas pinturas.

Franqueando la exposición Frida y Sor Juana Inés, mujeres exponentes de lo nacional, obras en donde la autora se inserta dentro de la narrativa del momento capturado.

 

Por CARMEN SÁNCHEZ

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
ArtesEn su trabajo, se puede ver distintas figuras de mariachis, pescadores, vendedores de elotes, jimadores, maestros, doctores, entre otros; todos con una particularidad: son de cuerpo gordito FOTO: Cortesía

Mexicanos en “esculturas gorditas”