La poética de hacer clown

La artista argentina Andrea Christiansen festejará los 40 años de su personaje Pimpolina, con Dellirium pollum

PERSONAJE. Pimpolina fue influenciado por el
trabajo de Giulietta Masina en La Strada, de Fellini, en el interpretó a la pequeña Gelsomina. Foto: Cortesía
PERSONAJE. Pimpolina fue influenciado por el trabajo de Giulietta Masina en La Strada, de Fellini, en el interpretó a la pequeña Gelsomina. Foto: Cortesía

Pimpolina, la clown soñadora y siempre inquieta, celebra en estos días 40 años ininterrumpidos de hacer reír y pensar a niños y adultos de México, Estados Unidos y Centroamérica.

Poco antes del golpe de la Junta Militar, Andrea Christiansen salió de Córdoba, Argentina. Por dos años recorrió el continente al lado de Liliana Felipe, Jorge Luján, Francisco Heredia y Claudia Christiansen, juntos hacían teatro y música en el Grupo Nacimiento.

En el año 78 vinieron a México y decidieron quedarse a trabajar, nos enamoramos, es un país que nos encantó. En una ocasión, mientras Nacimiento preparaba un espectáculo, pensaron en incluir un payaso y Andrea, como era la más joven, fue seleccionada para interpretarlo. Así nació Pimpolina, la payasita. Para la artista, el empeño en construir a su personaje durante tantos años procede de que el trabajo en el escenario es un ejercicio de libertad.

Este personaje representa un triunfo para el arte del clown, ya que Christiansen ha chocado con el techo de cristal que encuentra una mujer en este arte. En el tiempo en que surgió Pimpolina había pocas actrices que se dedicaran al humor, y menos a salir de payasas. Había que romper algo, permitirse el hacer el ridículo.

Sin embargo, aún hay artistas que conservan una idea arcaica de la mujer en el escenario; por ejemplo, el año pasado Christiansen se encontró con la negativa de un maestro ruso de pantomima para dirigirla, porque considera que no existen payasas.

¿Y Giulietta Masina? –No, esa no es una payasa. ¿Y Annie Fratellini? –Tampoco es una payasa, es una excéntrica.

Al igual que toda carrera de cualquier mujer profesional, pienso que mi trayectoria podría reducirla a decir que es una larga batalla contra el machismo, dijo.

En el espectáculo Dellirium pollum, que presenta para celebrar estos primeros 40 años de trabajo, la dirige Gervais Gaudreault, director escénico canadiense.

Además, se develará una placa con la participación de la escritora Laura Esquivel, la clown Noemí Espinosa, y Rafael Juárez, el compañero de Pimpolina por 10 años. Dellirium pollum se presentará en el Teatro Orientación el 26 y 27 de enero, a las 12:30 horas.

La entrada es libre y para todo público.

 

Por  CARMEN SÁNCHEZ 

¿Te gustó este contenido?