La mitad de las lenguas, en riesgo

En el evento del Año de las Lenguas Indígenas, se anunció que “cada dos semanas desaparece una lengua”.

EXTINCIÓN. En Perú se
hablan 48 lenguas, de
las que 21 están en
peligro. Foto: EFE
EXTINCIÓN. En Perú se hablan 48 lenguas, de las que 21 están en peligro. Foto: EFE

La UNESCO advirtió que casi la mitad de las seis mil 700 lenguas que se hablan en el mundo están en peligro y que corren el riesgo de desaparecer antes de que termine este siglo.

Durante el lanzamiento del Año Internacional de las Lenguas Indígenas en Perú, donde se hablan 48 lenguas, la representante de la UNESCO en Perú, Magaly Robalino, indicó que cada dos semanas desaparece una lengua.

Con cada lengua que desaparece se va una parte de la vida humana sin posibilidad de retorno. Se extingue no sólo un vehículo de comunicación, sino una cultura, un acervo de conocimientos, un sistema de pensamientos, una forma de ver el mundo, un sistema de relaciones y valores familiares y una fuerza de ciudadanía, dijo.

La representante de la UNESCO destacó los esfuerzos del gobierno de Perú por poner en valor sus 48 lenguas habladas por 55 pueblos indígenas, con el quechua como la más mayoritaria de América, con 3.7 millones de hablantes únicamente en territorio peruano.

En el acto también participó el presidente de Perú, Martín Vizcarra, la viceministra de Interculturalidad, Elena Burga, y representantes de las distintas lenguas nativas del país. Vizcarra apuntó que 4.5 millones de peruanos, que representan al 15 por ciento de la población del país, habla alguna de las 48 lenguas indígenas, de las que 44 están en la Amazonía y cuatro en los Andes y la costa del océano Pacífico.

Es importante saber que nuestro país, como el mundo en su conjunto, es una sociedad diversa que a través del idioma no solo nos comunicamos, expresamos una cultura a través de un idioma, explicó.

Por REDACCIÓN EL HERALDO DE MÉXICO

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
ArtesEn su trabajo, se puede ver distintas figuras de mariachis, pescadores, vendedores de elotes, jimadores, maestros, doctores, entre otros; todos con una particularidad: son de cuerpo gordito FOTO: Cortesía

Mexicanos en “esculturas gorditas”