Koons despierta el deseo de capitalinos

En su primer día, la exposición regaló las primeras estampas de decenas de asistentes formados para ingresar al recinto, aún con el sol abrasador

El curador fue
Massimiliano
Gioni. FOTO: DANIEL OJEDA
Y MARÍA DEL MAR BARRIENTOS
El curador fue Massimiliano Gioni. FOTO: DANIEL OJEDA Y MARÍA DEL MAR BARRIENTOS

Los visitantes comenzaron a llegar de manera masiva durante el primer día de exhibición de Apariencia desnuda: el deseo y el objeto en la obra de Marcel Duchamp y Jeff Koons, que se presenta hasta el 29 de septiembre en el Museo Jumex. En torno al inflable, de 13 metros de altura, Seated ballerine que Jeff Koons ha presentado en otras ciudades, se crearon largas filas de espectadores, quienes aguardaron pacientemente bajo los rayos del sol. Como en otras ocasiones, el museo proporcionó sombrillas para cubrirse del clima.

Curada por Massimiliano Gioni, la muestra establece un paralelismo entre las obras de Marcel Duchamp y Jeff Koons —dos de los artistas más influyentes del siglo XX— para abordar conceptos clave sobre los objetos, las mercancías y la relación del artista con la sociedad. Se trata de la primera recopilación que muestra en conjunto la obra de los dos legendarios creadores.

Integrada por más de 80 obras, presenta la serie completa de ready-mades de 1964 de Duchamp, que incluye Bicycle Wheel, Bottle Rack y Fountain, entre otras; así como una selección de las más famosas series de Koons como The New, Banality, Made in Heaven, Celebration, Antiquity y obras como Rabbit, Balloon Dog, Moon, Play-Doh, y Hulk. Poco antes de la hora de apertura, los primeros asistentes comenzaron a llegar y formaron las filas inaugurales.

El museo abrió a las 10:00 horas y la gente comenzó a ingresar, pero la afluencia masiva alentó el acceso. Tanto en las salas como en la explanada del recinto, que se ubica en la zona de Polanco, los visitantes aprovecharon para tomarse selfies. A lo largo del día, algunos asistentes debieron esperar más de media hora para acceder y ya en el interior, colmaron las obras más famosas y llamativas de Koons. Otro lugar que acaparó la atención fue la tienda del museo, donde se ofrecen desde tazas, playeras y libretas, a pequeñas esculturas que alcanzan los 350 mil pesos.

El recorrido ilustra la transición del ready-made al facsímil y describe una erótica de las cosas. El erotismo, el género y el desafío a las normas éticas impuestas son centrales en el trabajo de los dos artistas, en especial en lo que se refiere a los temas sexuales más explícitos que tanto Duchamp como Koons han empleado en su obra.

Por  Leslie Pérez

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
ArtesAdemás de Carolina
Herrera, la diseñadora
Isabel Marant y la firma española Intropia también fueron acusadas de plagio. Foto: Especial.

Van contra cultura en tema de apropiación