Juan Villoro vive una “tercera edad dramática”

A sus 60 años de edad, Juan Villoro, autor y periodista mexicano, quiere dedicar su vida a la escritura de obras de teatro que generen catarsis

Juan Villoro vive una “tercera edad dramática”
Juan Villoro. Foto: Cuartoscuro

Tendré una tercera edad dramática. Voy a dedicarme al teatro, dijo con entusiasmo en entrevista el escritor y periodista Juan Villoro, quien cumplirá 61 años el 24 de septiembre próximo. Una buena edad para retomar la escritura de esta bella arte, aseguró el autor de títulos como El testigo (2004) y Safari accidental (2005).

Villoro es uno de los pocos autores mexicanos que ha sucumbido al arte de la dramaturgia pues, a lo largo de sus más de 40 años de trayectoria, ha escrito cinco obras de teatro, de las cuales tres han sido adaptadas y el próximo año estrenará una cuarta llamada La Guerra Fría, la cuál será dirigida por Mauricio García Lozano, fundador de la compañía de Teatro del Farfullero.

El título es engañoso porque se ubica en Berlín en tiempos de la Guerra Fría, pero en realidad narra los conflictos de una pareja que son similares a los de un conflicto bélico. En resumen, es la lucha de un hombre y una mujer que se quieren mucho pero que ese amor lo transforman en tragedia, comentó Villoro, también novelista nacido en la Ciudad de México.

Isabel Allende narra el invierno de su vida

Su pasión por el teatro inició por la catarsis de emociones que le provocan las puestas en escena y afirmó que, si una obra no te provoca una revolución en tus pensamientos, no es una verdadera obra.

El teatro es la bella arte más bonita que existe. Es como vivir, sacude el corazón y la mente de la gente y no se trata de una pedagogía, sino de explorar emociones. La idea de la catarsis de las relaciones emotivas en escena es muy importante.

Aunque Villoro va de los temas sociales a los deportivos, musicales, científicos y filosóficos no se considera un erudito de las letras, sino un hombre disperso.

Lo que pasa conmigo es que no me pueda estar quieto. Me gusta atreverme sin encasillarme a algo, explicó el autor que en 2004 fue galardonado con el Premio Herralde.

México Noir: La literatura criminal o la novela negra

Y ahora para Villoro el teatro es su pasión, área en la que autores mexicanos como Carlos Monsiváis, Carlos Fuentes, Carlos Montemayor, Paco Ignacio Taibo II, Sergio Pitol y Elena Poniatowska no se atrevieron a entrar, al contrario, siempre se mantuvieron alejados de este género dramático.

-En este tenor ¿por qué tu interés por el teatro?

Villoro: Cuando haces teatro tienes la posibilidad de tocar fibras emocionales enormes, si esto no funciona es terrible. Una mala obra saca al público de la sala, pero si funciona llega a convertirse en la forma más contundente del arte.

¿Cuáles temas te faltan por escribir? ¿Has pensado algunos nuevos?

Villoro: Tengo muchísimos pensados, pero ninguno en concreto. Ya saldrá, no me preocupa. Hay tantas historias que contar y a mí me gusta mantenerme en movimiento, entonces necesito sentarme y pensar en un tema que rompa todos los esquemas.

Diego Enrique Osorno, narrar la sordera de la violencia

-En esta etapa dentro de la dramaturgia ¿te gustaría dirigir una obra de teatro?

Villoro: No me gustaría porque no tengo la capacidad, pero por eso me junto con gente que sí. Como los directores Antonio Castro y Mauricio García Lozano, que crean grandes puestas escénicas.

-¿Cuáles han sido las obras que más han influido en tu vida?

Villoro: Tengo muchísimas obras favoritas y depende también de las puestas. Cuando era adolescente tuve la suerte de leer y ver obras de Alejandro Jodorowsky, Julio Castillo, Juan José Gurrola, que eran extraordinarias y pertenecen al repertorio clásico.

-¿Cuál ha sido tu mejor experiencia en el teatro?

Villoro: Durante el ensayo de una escena de una obra que yo escribí, los autores rompieron a llorar y también yo, sentado en las butacas; eso me abrió la mente, me hizo querer crear más y más obras.

La dichosa palabra, 15 años de trabajar por la cultura en México

-Cuando ves la cartelera de teatro ¿te parece atractiva?

Villoro: Definitivamente. No podría decir que faltan más obras como las mías en cartelera porque el teatro está hecho de multiplicidad. Creo que necesitamos estímulos muy variados en esta bella arte y, en México, estamos viviendo un momento muy bueno de la dramaturgia, así como en la dirección y actuación escénica. Es un buen momento.

-En esta nueva etapa dramática que está experimentando ¿qué pasará con el periodismo?

Villoro: Continuaré con la crónica, que me parece una de las máximas expresiones del periodismo. Sin embargo, ahorita tengo un sólo objetivo y quiero seguir desarrollándome en la dramaturgia.

POR PATRICIA CARRANZA

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso