Instruye a docentes con método ruso

La Fundación Elisa Carrillo concluye hoy el Diplomado en Pedagogía de la Danza Clásica, con el cual se capacitó gratis a 32 bailarines mexicanos

Foto: LESLIE PÉREZ
Foto: LESLIE PÉREZ

Elisa Carrillo es la bailarina que jugaba matatena a los 10 años de edad en los pasillos de la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea cuando recién calzaba sus primeras puntas de ballet, según recordó la ahora Primera Bailarina del Ballet Estatal de Berlín (Staatsballet Berlin).

Veinticinco años después, regresó a esta institución para traer a siete maestros rusos y capacitar de manera gratuita a 32 docentes mexicanos con el primer Diplomado Pedagogía de la Danza Clásica, el cual comenzó el 9 de julio y concluirá hoy.

Bajo la enseñanza del método clásico ruso Agrippina Vaganóva, bailarines y bailarinas de la Academia Vagánova de Ballet y de la Academia Estatal de Coreografía de Moscú, enseñaron distintas técnicas y preparación teórica a los mexicanos, lo que se convirtió un sueño para Carrillo.

 

Este método que se lleva en Rusia es el más completo, tiene una técnica muy buena, hace que los niños salgan con mayor formación dancística en todos los sentidos, me gustaría que haya más formación de este tipo en nuestro país, dijo Carrillo.

Desde hace seis años con la fundación que lleva su nombre, la cual formó junto con su esposo el también primer bailarín Mikhail Kaniskin, ha traído a México espectáculos con solistas de más de 20 compañías internacionales, como con la gala Elisa y amigos, la cual ha agotado taquillas en sus distintas presentaciones desde que su primera presentación en el año 2012.

Este año fundó en México la primera edición de Danzatlán, un festival que reunió a 10 compañías nacionales e internacionales, que presentaron funciones gratuitas, clases magistrales y estrenos mundiales, mi sueño es que México tenga la calidad de danza que merece, y para conseguirlo necesitamos impulsar las industrias creativas y que la iniciativa privada apoye estos eventos.

El estímulo que ha recibido en los últimos años la danza contemporánea en México se debe a que el público ha crecido y ha cambiado la forma en la que se expanden los escenarios para la danza clásica, se ha quitado el estigma que la danza es aburrida o es sólo para algunas personas, es para todos y por eso tenemos que llegar a todos los lugares, contó Carrillo.

Al igual que su connacional, el bailarín Isaac Hernández, primer bailarín del English National Ballet del Reino Unido, Carrillo ha destacado en la escena internacional con menciones que incluyen, por ejemplo, ser la embajadora de la cultura en México.

Otra de sus metas es llegar a los lugares más importantes de toda la República Mexicana, siempre me preguntan si quiero conquistar los grandes escenarios, pero me quiero presentar en donde sea, al aire libre, en plazas públicas, en donde me sea posible.

A pesar de su trayectoria internacional, la bailarina sigue esforzándose por lograr pasos limpios, y dijo ser muy estricta consigo mismo a la hora de ejecutar los pasos. Sus piezas musicales favoritas son las de Tchaikovsky y Chopin, sus grandes amores.

Carrillo regresará a Berlín para despedir al coreógrafo Nacho Duato, quien dejará su cargo como director artístico del Ballet Estatal de Berlín, fue mi gran maestro y seguiré trabajando con él en otros proyectos, espero, concluyó Carrillo.

 

Por  SCARLETT LINDERO

¿Te gustó este contenido?