Impulsan el teatro incluyente

Seña y verbo, Teatro ciego, Sensorama y Buró cultural son cuatro proyectos que apuestan por la inclusión de las personas con discapacidad en el arte

FOTO: Leslie Pérez
FOTO: Leslie Pérez

La mayoría pensamos –erróneamente– que una persona que tiene una discapacidad no es capaz de generar un proceso sensible ni inteligente, dice Demian Lerma, director artístico de Sensorama, una compañía mexicana de teatro sensorial e incluyente.

Junto con Seña y Verbo, Teatro Ciego y Buró Cultural, estos proyectos culturales y artísticos han roto con esa idea: a través de las artes escénicas han adaptado su discurso para incluir a las personas con discapacidad dentro de sus propuestas, y los han profesionalizado.

Teatro Ciego nació hace 11 años cuando Juan Carlos Saavedra, actor y su fundador, convocó a un grupo de actores que tuviera una discapacidad visual o fueran invidentes. El ejemplo lo retomó de un proyecto teatral de Argentina que lleva el mismo nombre.

Nuestra compañía hace teatro, pero no para personas con discapacidad visual ni para un público en específico; tratamos de abordar la inclusión (con actores invidentes o débiles visuales), y en esa exploración siempre tenemos algo que decir y no necesariamente desde la discapacidad, dijo Saavedra.

 

FOTO: @TeatroDeSordos

 

Jesús Rodríguez, un actor con debilidad visual, quien estrenó el pasado fin de semana junto con Saavedra ¿Quién soy?, en el foro La Gruta, del Teatro Helénico, explicó que llegó a esta compañía desde hace nueve años. El teatro me ha cambiado, soy más disciplinado y me he convertido en actor profesional, contó.

Para que los actores estudien la obra, el guion se adapta a braille. Antes ese era el proceso, ahora con las nuevas tecnologías, la computadora ayuda a que escuchen el texto  y lo aprendan, aunque hay que trabajar mucho en la intención dramática, explicó el director.

 

Teatro sensorial

Sensorama nació hace 20 años y fue fundada por Héctor Delfín con una premisa: todos somos discapacitados. Estamos ciegos de tanto ver, explicó.

A través de aromas, olores, sabores y texturas, este proyecto busca incluir al espectador en la obra.

 

FOTO: Leslie Pérez

 

Trabajamos con la capacidad de sentir, todos tenemos procesos racionales sensibles, nuestro teatro puede pensarse que es para ciegos, en tanto que un invidente puede venir y experimentarlo igual que una persona normovisual, pero aquí conviven todos, afirmó

Demian Lerma.

La compañía creó el Festival Internacional de Teatro Sensorial Transperceptual, el cual es el único en su tipo y reúne a grupos de Colombia, Argentina, Chile y Perú.

 

Oxímoron

Buro Cultural es una iniciativa que dirige Miguel Ángel Herrera desde 2012; su principal proyecto es una organización de fotografía desde la ceguera. Realizamos exposiciones nacionales e internacionales con personas con ceguera o baja visión, quienes realizan las fotos en talleres que ofrecemos, explicó su director.

Ellos crearon el Festival Oxímoron, que  trae desde hace cinco años documentales, talleres de danza y compañías internacionales (principalmente provenientes de Gran Bretaña).

Buscamos no sólo contemplar el arte y la discapacidad como un tema terapéutico de terapia ocupacional, también hemos invitado a artistas profesionales que tienen alguna capacidad, exploramos las discapacidades y su potencial artístico.

 

Seña y verbo

Seña y Verbo fue la primera compañía que realizó, hace un año, la adaptación mundial del gran clásico shakesperiano Romeo y Julieta al lenguaje de sordos, con la obra Se trata de ¡Silencio, Romeo: lo que el amor puede, el amor lo intenta!

Nosotros hemos impulsado el acercamiento al arte a las personas sordas y fomentamos la cultura de la lengua de señas mexicana a las oyentes, dijo Eduardo Domínguez, actor sordo e integrante del elenco.

No es la primera vez que adaptan un clásico al mundo sin sonidos de los sordos, en 2012 Seña y Verbo adaptó La vuelta al mundo en 80 días, del escritor Julio Verne.

El público oyente siente que entiende el lenguaje de señas, pues el cuerpo de los actores habla por sí solo; adaptan gestos, e incluso interpretan los sonidos. Hay momentos en los que hasta gritan, por eso no estamos de acuerdo en que se les llame sordomudos, explicó Domínguez.

 

FOTO: Leslie Pérez

 

-La obra ¿Quién soy de Teatro Ciego, se presenta en el foro La Gruta del Teatro Helénico hasta el 17 de junio, los sábados a las 19:00 y los domingos a las 18:00 horas

-¡Silencio, Romeo!, de Seña y Verbo tiene función en el Teatro en el Parque (explanada del Museo Tamayo) el 22 de mayo a las 20:00 horas

-Sensorama tiene en su cartelera cuatro funciones, las cuales se presentan de viernes a domingo a partir de las 13:30 horas, están ubicados en San Luis Potosí 199, Col Roma.

-Buro Cultural traerá la quinta edición del festival Oxímoron en noviembre próximo, actualmente cuenta con talleres de fotografía para personas con discapacidad visual

 

Algunas cifras

  • 25 años tiene la compañía Seña y Verbo
  • 1999 año en que se creó Sensorama
  • 2007 año en que se fundó Teatro ciego
  • 7.1 millones de personas con discapacidad viven en México

 

 

POR SCARLETT LINDERO

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
ArtesJay Z, Miley Cyrus, Imagine Dragons, The Black Keys y Santana forman parte del cartel del festival. Foto: Especial

Agotan hospedaje para Woodstock