Gironella se reinventa

El artista mexicano opina que es necesario plantearse nuevos retos para lograr transformar a la sociedad

IDEAS. De acuerdo con el pintor, es mejor trabajar en los lugares donde un artista no se siente cómodo. Foto: VÍCTOR GAHBLER
IDEAS. De acuerdo con el pintor, es mejor trabajar en los lugares donde un artista no se siente cómodo. Foto: VÍCTOR GAHBLER

Con motivo de la proyección del documental Cicatriz Arte, donde fungió como productor, el pintor Emiliano Gironella habló sobre la inquietud que tiene actualmente por involucrarse con proyectos como éste, que lo acercan a otras disciplinas y le permiten crecer como artista.

 

Creo que si uno es darwiniano, se tiene que adaptar a las herramientas actuales. No sobrevive el más fuerte, ni el más inteligente, sino el que mejor se puede adaptar, dijo.

Su inconformidad ante la violencia en México, lo llevó a crear la Fundación Manos Manchadas de Pintura –con el apoyo de la Comisión Nacional de Seguridad–, donde, a través de talleres pictóricos, se fijó como meta apoyar a los hijos de policías federales que murieron en cumplimiento de su deber, para tratar de sanar la pérdida de estos niños con terapia artística: No estoy descubriendo el hilo negro, pero intento utilizar el arte, la ritualidad y los símbolos para ayudarlos.

Con la creación de los talleres y la realización de este documental, pudo echar mano de la música, la danza, el teatro y las artes plásticas.

Traté de hacer algo integral. Colaboramos con Tania Pérez Salas, que es la coreógrafa más importante de México, explicó. La idea es que esto continúe con cineastas, que cuenten las historias de estos niños.

De acuerdo con Gironella Parra, el arte ha caído en una zona de confort y es por esto que busca nuevos retos. Antes era una rebeldía ser artista, y ahora ya es trendy, fashion y fifí.

Para él, es importante tener responsabilidad social. Como artista plástico, la idea de las vanguardias es tratar de transformar el mundo, compartió. En este momento, para cambiar los grandes malestares, como la violencia, el encono y la pérdida de valores, hay que buscar las herramientas adecuadas.

Es por ello que ahora contempla el utilizar otros medios dentro de su obra. Casi siempre estoy pensando en mis trabajos con una parte audiovisual. La gente hoy prefiere que el artista le platique la obra, y esto te obliga a entender la necesidad de cambiar.

En su opinión, es mejor trabajar en los lugares donde un artista no se siente cómodo. Si las palabras no sirven y los cuadros no sirven, es porque ahorita lo que más funciona son los audiovisuales. Yo soy pintor; sé hacer libros y sé pintar. Pero lo que ven los niños y lo que ven mis hijos son audiovisuales.

Teniendo como ejemplo a sus padres, los artistas Alberto Gironella y Carmen Parra, el pintor ha vivido el arte a través de varias generaciones: Vengo de una familia de artistas y, por lo menos en mi educación, aprendí que hay que ser transgresor.

Gironella busca experimentar y reinventarse porque, en sus propias palabras: La esencia del arte es un lenguaje, y el lenguaje tiene que ser utilizado cuando es necesario.

Cicatriz Arte honra a los policías caídos y a aquellos que lograron sobrevivir. La proyección también es parte de un proceso de reconciliación entre la sociedad y las autoridades.

 

PRODUCCIÓN. Gironella presentó Cicatriz Arte en las instalaciones de Morton, en la Ciudad de México. Foto: VÍCTOR GAHBLER

 

Por CARLOS CELIS

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
ArtesOcho bailarines, dos actores y un músico conforman la compañía. FOTO: CORTESÍA

Shakespeare llega a las vecindades