FIL PM: Recuerdo de célebres escritores

El día en el que José Emilio Pacheco leyó un poemario inédito y llamó a nombrarlo, y la tarde en la que José Saramago firmó libros hasta que no pudo más

Se realizarán mil 355 actividades, de las
cuales 788 serán
presentaciones. Ilustración: Norberto Carrasco
Se realizarán mil 355 actividades, de las cuales 788 serán presentaciones. Ilustración: Norberto Carrasco

Nadie ha de permitir que lo condenen a una segunda forma de muerte, a ser una estatua. Predominantemente de cantera gris, el Palacio de Minería ha acogido a algunos de los pilares de la literatura a través de su Feria Internacional del Libro, que hoy arranca celebrando 40 años y homenajeando a autores cuyas voces siguen inspirando y dando vida a quienes los evocan.

La madre de las ferias, asegura Fernando Macotela, quien también hoy festeja 20 años al frente de la FILPM, evento que ni con los recortes presupuestales, ni con los embates de posibles cambios de sede ha quebrantado su espíritu.El 23 de febrero de 2009, José Emilio Pacheco se presentó por primera vez en la FILPM, lo hizo para celebrar su cumpleaños 70: Yo conocí a José Emilio desde muy joven, éramos grandes amigos. Un día le hablé y le dije: ‘José Emilio, ven a celebrar con la gente’, ven a sentir su cariño y él me contestó: ‘Lo único que siento es que ya me voy a morir’. Le insistí: ‘todos te harán un sinfín de homenajes, es más, no te los vas a acabar. Yo creo que puedes venir y leerle a la gente 10 o 15 minutos, ese sería nuestro regalo’. Él respondió: ‘Eres imposible, ahí estaré’, y colgó, recordó Fernando Macotela.

El día del evento, José Emilio llegó puntual y del brazo de Cristina, como era su costumbre. Lo llevé a la Antigua Capilla del Palacio de Minería. Su presencia era todo un alboroto, pues si bien cada año acudía como visitante, esta era la primera vez que lo hacía como ponente. La gente, en su mayoría jóvenes, hizo colas gigantescas y esperó por horas con la esperanza de saludarlo, de mostrarle sus primeras ediciones, relató Macotela, quien este año espera romper el récord de los 150 mil asistentes.

José Emilio sorprendió a su audiencia con la lectura de un poemario inédito, nueve años habían pasado desde su última publicación: Cristina y yo lo hemos estado discutiendo, pero no sabemos qué nombre ponerle, aseguró Macotela que expresó el autor de Las batallas en el desierto, quien sometió a votación el nombre de su obra: Todo se va, El desorden de los factores, El arte del estrado, Nada de esto y La edad de las tinieblas, este último título fue el ganador. Ese sábado la tarde transcurrió con pláticas entre autor, lector y cientos de libros firmados. Ese día lo recordaré toda mi vida, porque mi vida se enriqueció, sonrió el octagenario Fernando Macotela.

JOSÉ SARAMAGO

México siempre estuvo en la agenda de José Saramago, pero la FILPM fue un parteaguas en su relación con nuestro país: Me enteré de su visita a México, contacté con Alfaguara y logramos que el maestro portugués firmara 100 libros, narró Macotela, quien pactó que el 25 de febrero de 2001, a las seis de la tarde, llegara el autor de Ensayo sobre la ceguera a Minería.

Yo recibí al maestro en la puerta, pero en cuanto llegamos al patio central los dos nos quedamos anonadados, pues cada persona en el Palacio se unió a un estremecedor aplauso y entonces su semblante serio, poco a poco, se transformó en un tímido saludo.

El rumor había corrido, el Nobel de literatura de 1998 estaba en México para reunirse, en los próximos días, con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), la gente lo sabía y del aplauso pasó al grito, de ¡EZLN!: Al principio no entendía que estaban gritando. El maestro estaba tan emocionado que levantaba la mano para saludar y en lugar de 100 libros, se quedó hasta que no pudo firmar ni uno más, había quienes llevaban hasta cuatro ejemplares.

Fue la antesala del 2 de marzo, fecha en la que Saramago marchó con el EZLN al Zócalo, y en donde llamó a la juventud a combatir la apatía, la indiferencia y el egoísmo. Pidió luchar por la dignidad: sólo así podrán sacar a México de la caverna. Cuando me entregaron el premio en Estocolmo no estaba tan nervioso, exclamó al tiempo que se convirtió en el primer escritor en presentar un libro (La caverna) en el primer cuadro de la capital mexicana.

 

 

Por: MIRIAM LIRA

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
ArtesJay Z, Miley Cyrus, Imagine Dragons, The Black Keys y Santana forman parte del cartel del festival. Foto: Especial

Agotan hospedaje para Woodstock