Espacio urbano intervenido

El artista brasileño ofrece una charla y un seminario para hablar de su proceso creativo con el que altera la cotidianidad del espacio

¿Qué más?  Es la primera vez que Rubens Mano visita México. Foto: Nayeli Cruz
¿Qué más? Es la primera vez que Rubens Mano visita México. Foto: Nayeli Cruz

El arte urbano de Rubens Mano (Sao Paulo, 1960) es silencioso. Interviene las calles con la mayor discreción en un intento por mimetizar su arte con la cotidianidad, y así hacer de su trabajo una suerte de irrupción de la vida diaria.

Ocurrió con acciones como Detector de ausencias (1994), que consistió en dos grandes reflectores de luz que marcaban el flujo peatonal habitual sobre un puente de la ciudad de Sao Paulo. Los transeúntes notaron las luces, e incluso las ocuparon para su camino, pero no se percataron que en realidad era una acción estética.

Son inscripciones silenciosas que permiten que alguien lo viva, se apropie de la acción en su cotidianidad, no hace falta que la gente sepa de arte o no, sino me interesa que vivan de manera directa la acción que hago, señaló el artista con intervenciones en Japón, Estados Unidos, Francia, Suiza, Australia, Portugal, entre otros.

Mano se encuentra de visita en la Ciudad de México para ofrecer una charla de entrada libre en la librería Rosario Castellanos del Fondo de Cultura Económica e impartir un seminario en el Instituto Cultural Helénico, organizado por 17 Instituto de Estudios Críticos.

Con el título Deslocalizaciones de lo visible-acciones artísticas en el espacio urbano, el artista abundará sobre el arte fuera del museo o galería.

El brasileño, acreedor de múltiples condecoraciones, como el Premio de Arte y Patrimonio del Ministerio de Cultura de Brasil, precisó que busca visibilizar entornos rezagados por la sociedad y a veces interviene una esquina, un edificio u un puente. Aunque podría hacerse una lectura política o social de sus instalaciones, no le interesa politizar aunque sí generar consciencia de momentos o espacios invisibles.

Para el seminario, aún con inscripciones abiertas, toma como referencia tres acciones de su trabajo: Detector de ausencias, Vaciadores y confinesdememoria. Con estos trabajos intento visibilizar esos procesos creativos que he desarrollado´, afirmó quien participó en la Bienal de Sao Paulo 2002 y la Bienal de Coimbra, Portugal 2017.

La relevancia de su visita se debe a que por primera vez compartirá su práctica creativa y hará una crítica a quienes confinan la creación, proceso y recepción de una obra de arte.

POR SONIA ÁVILA

eadp

¿Te gustó este contenido?