Encuentro entre dos mundos

El muralista mexicano pinta seis nuevas piezas portátiles, que narrarán en iconografía, la historia de Veracruz y México

Encuentro entre dos mundos

Llamado por muchos como el último artista del muralismo mexicano, de esa corriente con fundamento socialista, nacionalista y de servicio a las mayorías, Melchor Peredo trabaja en un nuevo proyecto: narrar en imágenes la llegada de la flota de Hernán Cortés a la costa veracruzana.

Durante meses ha trabajado en la investigación y documentación histórica de los 500 años de la llegada del conquistador español a esta región del país, porque busca dejar una afirmación iconográfica de Veracruz, contar verdades de lo que ocurrió aquel 21 de abril de 1519 y en las siguientes décadas.

Desde su taller, explica cada una de las escenas que plasmará con una técnica nueva en México, en un concreto ligero con arena de granito similar al Fresco, pero con mayor durabilidad, casi permanente.

Todas estas historias no han sido contadas. Hay una documentación doble: la primera literaria y la segunda iconográfica, define el pintor originario de la Ciudad de México, pero radicado en Xalapa desde hace varias décadas.

 

 

Diego Rivera, quien lo inspiró en su adolescencia para convertirse en muralista, también recreó la escena del desembarco de Hernán Cortes en Veracruz en uno de los murales de Palacio Nacional que pintó entre la década de los 30 y 40. El otro pintor fue José Clemente Orozco, quien reivindica al explorador.

Diego Rivera es anti-Cortés, lo pinta como un monstruo y Orozco por primera vez en la historia lo reivindica, recuerda.

Desiderio Hernandez Xochitiotzin, añade, también retrató al navegante en un mural que se encuentra en Tlaxcala, pero lo hizo cuando llegó a esa región y se adentró al territorio mexicano.

Hay muchas cosas importantes que reconsiderar porque cuando uno pinta algo tiene la obligación de responder a un público amplio. Hay quienes odian a los españoles porque llegaron a conquistarnos y hay otros que dicen que vinieron a civilizarnos, opina.

La historia del inicio de la nación será recreada en seis murales portátiles. Melchor Peredo los pinta en paneles de concreto ligero como parte de un proyecto del Fondo Nacional de Cultura. Y deberá entregarlos para el mes de febrero de 2019.

En el primer mural mostrará la llegada de la flotilla de Hernán Cortés a la costa veracruzana durante la noche del Jueves Santo, hecho que para algunos investigadores e historiadores representa el nacimiento de una nación y el mestizaje.

Es el momento en que un pintor puede hacer las imágenes históricas con las verdades. Aquí hay un fenómeno extraordinario: los enviados de Moctezuma (cinco sacerdotes) reciben a Hernán Cortés, lo atavían como Quetzalcóatl, le ponen sus atributos y una máscara de turquesa.

El segundo, reflejará la fundación del Cabildo, el primero de Américo Latina (cuando Cortés nombra a las autoridades y negocia con ellos que lo nombren gobernador), comenta el artista mexicano.

La siguiente escena es en La Villa Rica (cerca de lo que hoy es el puerto de Veracruz), donde desarman las naves y se hunden. No las queman, aclara. Es tremenda la escena y heroica también…bajan esclavos que venían de Cuba.

Otra narración que plasmará es la fundación de La Antigua, donde se habría trasladado el asentamiento humano y el lugar donde se estableció la casa de contratación e impuestos de los españoles, además del descubrimiento de dos códices.

El quinto panel, situado en el año 1600, mostrará a Gaspar Zúñiga, quien ordenó el traslado de la villa frente al castillo de San Juan de Ulúa, donde se encuentra la ciudad de Veracruz. Ahí encontramos la inquisición y el mestizaje. Finalmente, un mural más representará a los grandes hombres y mujeres que han formado parte de la cultura en Veracruz.

Las pinceladas de Peredo ya dejan ver la hermosa costa veracruzana, a lo lejos los navíos y la flota con la visión de un indígena que los observa desde la copa de un árbol y los ve pisar su tierra, que nunca volvió a ser la misma.

POR NALDY RODRÍGUEZ

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
ArtesAUTORA. La fotógrafa
cedió los derechos, siempre y cuando
se respete el crédito. Foto: LESLIE PÉREZ

Ser parte de la memoria universitaria