El viaje soñado por Verne

104 años hay entre el libro y la vida real

VISIÓN. El autor francés predijo datos como la forma cónica del cohete. Foto: Especial.
VISIÓN. El autor francés predijo datos como la forma cónica del cohete. Foto: Especial.

La famosa misión espacial Apolo 11, que está cumpliendo 50 años, parecía un viaje extraído de una descabellada imaginación; sin embargo, el suceso estuvo influenciado por la novela De la Tierra a la Luna (1865) escrita por Julio Verne.

El autor francés fue pionero de la ciencia ficción; a través de su descomunal visión, concibió artefactos futuristas y acontecimientos intempestivos, todos plasmados en sus libros, que años después servirían de inspiración para que la NASA realizara el viaje espacial que marcó la historia de la humanidad.

Una las descripciones que el escritor plasmó en De la tierra a la Luna era que la astronave que viajaría a la superficie selenita, llevaría el nombre Columbia y estaría fabricada con aluminio y tripulada por tres hombres: situación que se hizo realidad cuando la misión Apolo 11 cumplió estas características.

Además, tanto en la obra de Verne como en el trabajo de la NASA, el cohete que arribo al satélite natural tenía forma cónica; el Saturn V que llegó a la Luna con la misión Apollo 11 pesaba 5 mil 621 kilogramos, mientras que, en el diseño del escritor, la nave espacial pesaba 5 mil 345 kilogramos.

En sus alucinantes líneas, Verne narró un primer viaje solamente experimental y describe que la tripulación es animal. En la vida real, el primer ser vivo en orbitar la Tierra fue Laika, una perra de raza pequeña y pelo rizado.

POR FANNY ARREOLA

¿Te gustó este contenido?