El pigmento que fascinó a Van Gogh

La muestra Rojo mexicano. La grana cochinilla en el arte presenta la obsesión del gran pintor neerlandés por el colorante nacional

El pigmento que fascinó a Van Gogh

Del cuerpo de un insecto del nopal, llamado grana cochinilla, nace un pigmento carmesí que los aztecas utilizaban para pintar las plumas de sus penachos. El color, también lo utilizó Vincent van Gogh en al menos 50 de sus obras desde 1882, una de ellas, La habitación de Van Gogh en Arlés, se expone por primera vez en México en Rojo mexicano. La grana cochinilla en el arte.

La muestra que inaugura este 10 de noviembre en el Palacio de Bellas Artes y estará abierta hasta el 4 de febrero de 2018, expone además 70 obras de artistas nacionales e internacionales, como Renoir, Cézanne, Tiziano, Tintoretto, entre otros más que utilizaron este tono en sus obras desde el siglo XVI y hasta el XIX.

Adepto a la obra de los pintores Rembrandt y Rubens, europeos que también utilizaron dicho tono, Van Gogh recorrió los principales puertos de Bélgica para encontrar el pigmento que esos artistas utilizaban en sus creaciones.

Lee más: “Vincent”, el cómic para descubrir los últimos años de Van Gogh

El costo elevado del material propició que tener mobiliario teñido fuera un privilegio reservado a la élite; sin embargo, el producto salía desde el puerto de Veracruz, de donde se extraía el color, y llegaba a Sevilla para viajar a ciudades como Venecia, Londres y París, de acuerdo con Georges Roque, curador de la muestra.

Algo interesante es que la primera vez que Van Gogh tuvo acercamiento a la grana cochinilla estaba en Amberes, y en aquella época había un gran panorama de la industria textil, no fue coincidencia que el pintor se encontrara con este pigmento, pues en ese momento su uso fue tremendo, explicó Roque.

¿CÓMO SE EXTRAE LA COCHINILLA?

El origen de su cultivo, que actualmente se produce en 15 estados de la República Mexicana, se remonta al siglo X, a la época tolteca. Este insecto tiene en gran cantidad de ácido carmínico, que los protege de sus depredadores, este material es el que se utiliza como pigmento para tinte de telas, pinturas, cosméticos y alimentos.

Para su uso en la pintura se necesita que este colorante se precipite con ayuda del agua, después se seca y produce lo que se conoce como laca, la cual determina el color de la pintura, detalla un texto curatorial de la muestra.

Por Scarlett Lindero

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
ArtesFoto: LESLIE PÉREZ

Exploran fervor Guadalupano