El lugar con más visitantes: Los Pinos

En total, el espacio ha acumulado más de dos millones 800 mil visitantes, superando los dos millones de personas que llegan anualmente al Museo Nacional de Antropología

FILAS. Desde el primer día, el lugar comenzó a registrar aglomeración de asistentes. Foto: Cortesía
FILAS. Desde el primer día, el lugar comenzó a registrar aglomeración de asistentes. Foto: Cortesía

A un año de la apertura del Complejo Cultural Los Pinos, familias, estudiantes, curiosos y solitarios no dejaron de llegar a la que fuera residencia de los presidentes de México. En total, el espacio ha acumulado más de dos millones 800 mil visitantes, superando los dos millones de personas que llegan anualmente al Museo Nacional de Antropología (MNA).

A pie o en autobús, arribaron ayer familias completas, como la de Don Custodio Ábrego, quien quería ver con sus propios ojos la opulencia y la riqueza descarada con la que vivieron los exmandatarios. Simpatizante del presidente Andrés Manuel López Obrador y oriundo de Morelia, Michoacán, Custodio, su esposa y una pareja de amigos con quienes viajaron a la Ciudad de México, se separaron del grupo que vino al primer informe presidencial, para conocer Los Pinos.

¿Quién habitó aquí?, ¿dónde se hacían las juntas?, ¿por qué hay tantas salas?, ¿cuántas casas hay?, ¿por aquí caminó Lázaro Cárdenas?, ¿aquí vivió Peña?, ¿nos podemos sentar?, preguntaba el visitante y sus acompañantes. Las grandes y lujosas habitaciones despertaron la imaginación acerca de lo que sucedió en otra época al andar en una casa tan grande, lo que costó limpiar, lo hermoso que sería despertar con los enormes ventanales, la soledad que provocaría habitar los enormes espacios y lo que pensaban los políticos al estar sentados, justo en el mismo lugar.

Don Custodio además se preguntó con enojo, cómo pudieron vivir con tanto lujo los expresidentes, mientras el pueblo moría de hambre. Las preguntas al oído, interminables, enfocadas en los secretos, los chismes, los rumores, en lo que muy pocos sabían.


LUJO. La fastuosidad del sitio sigue causando expectativa. Foto: Cortesía

POR AZANETH CRUZ

eadp

¿Te gustó este contenido?