El desdoblamiento de Melanie Smith

La artista británica inaugura Farsa y Artificio, la cual incluye dos exposiciones idénticas en el MUAC y en el Museo Amparo, conectadas en tiempo real, vía streaming

 Una primera versión se montó el año pasado en el MACBA. Foto: Especial
Una primera versión se montó el año pasado en el MACBA. Foto: Especial

El mundo, dice la artista británica Melanie Smith (Poole, Inglaterra, 1965), vive un momento muy difícil en la historia y el arte debe cuestionarlo. La creadora radicada en México desde 1989, reúne una visión panorámica de media carrera en la exposición Farsa y artificio, que abre a partir de hoy en dos sedes paralelas: el Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC) y el Museo Amparo, de la ciudad de Puebla.

Se trata de una exhibición idéntica en cada lugar, pero en las que es posible, a través de cámaras de circuito cerrado conectadas vía streaming, asistir de manera remota a ambas sedes. Junto con la curadora Alejandra Labastida, pensamos en hacer un juego de perspectivas; cada una de las exposiciones incide en la otra, y creo que eso es un factor en mi trabajo: la fragmentación y el palimpsesto, como capas de relaciones que siempre se van encimando, dijo.

Además, la artista suma la recreación, estilo tableux vivant, de la acuarela The Circle of Lustful, que William Blake creó a partir de La Divina Comedia, de Dante. Hoy, Smith realizará una filmación en vivo de la pieza, que se transmitirá hacia el Amparo. En el cuadro, aparecen una serie de cuerpos que son arrastrado en un tobogán: Son los cuerpos que se van a ir al infierno, y siento que es un comentario contemporáneo de donde estamos con la cuestión ecológica, el capitalismo, con cómo está el mundo; estamos en un momento muy difícil en la historia, había pensado que esa es una imagen apocalíptica, explicó.

La inglesa ha concebido la exposición como un viaje por todo su proceso creativo, que a la vez es un viaje por su propia mente, por ejemplo Irreversible, inestable, ilegible, compuesta de miles de tepalcates dispuestos en una especie de laboratorio arqueológico; o los registros de videos a distancia realizados en sitios industriales.

A Smith le interesa que el espectador penetre en su manera de concebir el arte y cuestionar lo que sucede en el mundo.

Le atrae la idea de ir tras bambalinas: Mis videos no siguen narrativas lineales. Creo que lo que pasa con estos proyectos es que suspende un poco al espectador, sea en video o en estas cuestiones más performaticas, como que cuesta realmente entender lo que está pasando, estás atrapado en la idea de la experiencia. Si hay algo, digamos, positivo de estos proyectos, es la capacidad que tenemos o podríamos tener para vivir cierta potencia de una experiencia, señaló.

En el cuestionamiento que hace Smith está implícita la manera de ver el mundo, una realidad que ve desde América: ¿qué ha sido la modernidad en América Latina o la modernidad desde una perspectiva europea?, yo siempre me la paso entre esos dos mundos. Siempre ha habido esta idea de que la modernidad en México es fallida, y yo lo que creo y trato de decir en mi obra es que la idea del error, de algo más improvisado, de ciertas lógicas del caos, al final, es una especie de potencia, sostuvo.

Por Luis Carlos Sánchez 

¿Te gustó este contenido?