El arte más cotizado del mundo

El 2018 fue un año trascendental para las obras de arte vanguardista: alcanzaron el precio más alto en subastas internacionales

ORIGINALIDAD. Esta obra, Desnudo acostado, es la más
cara del mundo. Foto: Especial
ORIGINALIDAD. Esta obra, Desnudo acostado, es la más cara del mundo. Foto: Especial

Vendido por una extraordinaria suma de 157 millones de dólares, el precio más alto jamás alcanzado por una obra de arte en Sotheby’s, el Desnudo acostado (1917) de Amedeo Modigliani es el cuadro más grande de todos los que pintó el artista, y el único de sus desnudos horizontales que tiene la figura completa dentro del lienzo.

Ella mira por encima de su hombro derecho y el contorno de su rostro y su silueta resaltan en el espacio oscuro. Para los expertos, esta pieza captura la escencia del desnudo. Es parte de una serie, encargo su agente y amigo Leopold Zborowski, quien le facilitó el espacio, las modelos y las pinturas, pagando entre 15 y 20 francos por cada día de su trabajo. No deja de ser una ironía recordar que Modigliani murió en la pobreza y enfermo a los 35 años.

De Pablo Picasso, Mujer con boina y vestido a cuadros, retrato de Marie-Thérèse Walter (1937), se vendió por 62 millones 537 mil 338 dólares. Las pinturas de sus amantes y musas representan el bloque de obras más innovador y expresivo del arte del siglo XX para los estudiosos de Sotheby’s.

Desde los retratos cubistas que hizo de Fernande Olivier o las representaciones neoclásicas de Olga Khokhlova, hasta las famosas pinturas de su gran amor Marie-Thérèse en los años 30, estos retratos revelan la experimentación formal y la intensidad emocional del artista. Pablo vio a Marie por primera vez en París; ella tenía 17 años.

Una segunda obra de Picasso se recotizó este año: El descanso (1932), vendido por 36 millones 920 mil 500 dólares. En éste, el rostro domina casi la totalidad del lienzo y es otro retrato de Marie-Thérèse Walter que captura un momento íntimo; la modelo duerme apoyada en el antebrazo con los dedos entrelazados.

También del español es la tercera entre las más costosas obras de este año. Es un retrato más de la misma chica francesa, pintado cuando el malagueño tenía 48 años y ella 20: Busto femenino de perfil. Mujer escribiendo (1932), que alcanzó un precio de 34 millones 291 mil 228 dólares.

El principio del placer (1937) del pintor belga René Magritte estuvo en el cuarto puesto en la subasta logrando un precio de 26 millones 830 mil 500 dólares.

Esta creación de Magritte muestra temas perdurables de su estilo: una extraña alteración de lo familiar y la tensión entre lo visible y lo oculto. La pintura es un retrato de Edward James, un heredero inglés convertido en poeta excéntrico y patrón del arte surrealista.

Por CARMEN SÁNCHEZ

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
ArtesEl reconocimiento como Mejor Bailarina lo obtuvo por su papel de Julieta en la obra Romeo y Julieta. Foto: @ElisaCarrilloC

Mexicana y maravillosa