Diego Rabasa, el ingeniero de libros

La importancia de un buen editor responde a una necesidad personal, de su entorno y su época”

FOTO: Bernardo Coronel
FOTO: Bernardo Coronel

Diego Rabasa cree en una máxima que solía decir el también editor español Jaume Vallcorba: lo difícil no es publicar buenos libros, sino venderlos; desde 2002 fundó, junto con su hermano Eduardo Rabasa, la Editortial Sexto Piso, una de las editoriales independientes más importantes en el mundo literario actual, con más de 400 títulos y 15 novedades por año.

Aunque los Rabasa crecieron en la misma casa, sus gustos fueron distintos, Diego estudió, primero Ingeniería Mecánica y Eduardo, Economía, sin embargo, hubo un símil que los hermanó más allá de la sangre: las letras.

Cuando comenzamos este proyecto sabíamos que queríamos ir más allá de esa pasión. Aunque nos gustaban los libros, no bastaba con tener sólo una biblioteca o librería, así que decidimos crear una casa editorial, éramos muy jóvenes, realmente no sabíamos nada de las cosas implícitas de un proyecto de este tipo, cuenta Diego Rabasa.

La afición literaria de Diego le llegó como enfermedad cuando era niño, recuerdo que me dio una hepatitis que me tiró en la cama por meses, en ese tiempo leí Los Miserables, La Ilíada, y Los Tres Mosqueteros, lecturas que me volvieron un lector consciente, recuerda Rabasa.

Aquellos jóvenes universitartios que comenzaron editando textos clásicos y sin saber bien a bien cuál sería su destino editorial, han logrado que Sexto Piso sobreviva por 16 años con una amplia distribución en Latinoamérica, con el Premio Internacional Young Publisher of the year, una filial en España, y con textos de autores como Noam Chomsky, Allen Ginsberg, Karl Marx, Lewis Carroll, Franz Kafka, Francisco Goldman, Etgar Keret, Vivian Gornik (la cual está por convertirse en una de las más vendidas con más de 20 mil copias) y Jon Lee Anderson.

Para que Sexto Piso extendiera sus brazos, fue necesario inventar fórmulas: ser su propia distribuidora, impulsar autores sin saber si lograrán el éxito comercial. Los primeros años fueron más error que prueba, hubo un editor, Luis Alberto Ayala Blanco, quien fue importante para levantar el proyecto porque dejó trazadas ciertas directrices.

Desde que inició Sexto Piso, los hermanos Rabasa se guiaron por la filosofía del editor italiano Roberto Calasso, él insiste mucho en la parte estética desde la concepción del libro como objeto.

Calasso ha logrado hacer de libros muy complejos best seller, eso en México es imposible.

La realidad editorial te enseña que el negocio editorial es netamente financiero, uno tiene recursos limitados, eso nos ha tomado mucho tiempo, y muchos sinsabores, pero 16 años después, de lento aprendizaje, hemos podido entablar un modelo de negocios que sólo funciona para nosotros.

Por Scarlett Lindero

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
ArtesACTUALIDAD. La migración es un tema dominante en este año. Foto: Especial

Lo mejor de la foto en el Mayer