Descubren una cueva ceremonial en Yucatán

El antiguo asentamiento data del periodo preclásico medio-superior y está oculto entre dos antiguas ciudades mayas del oriente del estado

LOGRO. Los expertos consideran este enclave
arqueológico como uno de los más importantes. Foto: Notimex
LOGRO. Los expertos consideran este enclave arqueológico como uno de los más importantes. Foto: Notimex

Especialistas del INAH Yucatán dieron a conocer el hallazgo de una cueva denominada Múusench’een, que forma parte de un antiguo asentamiento precolombino al que se le ha dado uso como sitio ceremonial desde hace unos dos mil 300 años.

El antiguo asentamiento data del periodo preclásico medio-superior y está oculto entre dos antiguas ciudades mayas del oriente del estado, según lo explicó el líder del proyecto de exploración, Víctor Castillo Borges.

Precisó que el sitio consta de tres edificios prehispánicos intactos, de los cuales dos colindan con el interior de la cueva y uno más que está exactamente arriba de la misma, además en el interior de la oquedad hay un cenote, en el cual se hallaron cinco entierros.

Los hallazgos indican que muy probablemente esos entierros corresponden a personajes importantes que ocuparon la zona en diferentes épocas, pues como se mencionó, el sitio está ahí desde hace más de dos mil 300 años, subrayó el investigador.

De hecho, la cueva aún cumple con la función primordial de dotar a los sacerdotes mayas, de agua virgen de cenote, para la realización de ceremonias rituales, tal y como se pudo comprobar durante los trabajos de rescate.

El sitio aún es considerado como un espacio sagrado, los encargados de la exploración y rescate de los entierros tuvimos que realizar dos ceremonias para ingresar, al mismo tiempo, los trabajadores realizaron durante todos los días un ritual antes de empezar a trabajar dentro de la cueva, comentó.

Por REDACCIÓN EL HERALDO DE MÉXICO

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
ArtesRESCATE. Tanto la torre-campanario como la cúpula han sido recuperadas. Foto: Cortesía

Catedral de Cuernavaca recupera su brillo