Daniela Liebman quiere conectar con los jóvenes

La pianista mexicana de 15 años presentará en junio un nuevo álbum en el que interpreta clásicos del piano; estará disponible en Spotify y iTunes

FOTO: Especial
FOTO: Especial

Para Daniela Liebman un día sin tocar el piano es como dejar de comer, así de vital es la música para la joven que a sus ocho años debutó como solista en una orquesta sinfónica, y quien ahora presenta un álbum homónimo con piezas de Chopin y Schubert, entre otros, el cual será lanzando en Spotify el junio próximo, para acercar su música a los más jóvenes, como ella.

Su sueño desde que inició su carrera fue ser la mejor pianista joven del mundo. A sus 15 años, sigue con ese anhelo: quiere convertirse en un músico profesional. Sabe que conseguirlo implica un esfuerzo mayúsculo, entrena al menos seis horas al día y, a veces, deja de lado las salidas con los jóvenes de su edad para estar en un salón practicando lo que más disfruta hacer: tocar el piano.

Entre sus deseos está también que la música clásica no sea vista como algo hecho para gente mayor ni para aburridos, dice, es una expresión de arte, la gente joven tiene que darle una oportunidad y hacerlo con una mentalidad abierta, quisiera que tuvieran la oportunidad de hacerlo sin prejuicios y que se dejen llevar por el sonido, y que empiecen a volar.

Cuando tenía cinco años de edad comenzó a tocar en su casa junto con su papá, el violinista Daniel Liebman, sus dedos bailaban en las teclas con una naturalidad evidente. Su papá le regaló un violín antes, cuando tuvo dos años de edad, pero fue con el piano con el que la artista conectó de inmediato.

A Daniela le gusta volar con las piezas de Chopan, Mozart, Schubert y Bach, pero también, confiesa, le gusta escuchar jazz y rock clásico. Algunas de sus obras favoritas las ha interpretado en varios países de Europa, Asia, Estados Unidos y México. En 2012 se convirtió en la primera latina en ganar el International Music Piano Competition, en Estados Unidos.

Desde hace cuatro años estudia en Estados Unidos, con el pianista Tamás Ungar,  y tiene representación del Internacional por la agencia Park Avenue Artist en Nueva York. Sus pianistas favoritos son Arthur Rubinstein, Glenn Gould y los clásicos de la ópera y del piano.

A pesar de la disciplina que del ensayo que tiene cada día, dice que lleva un balance saludable entre sus horas de práctica y sus cuestiones personales, a los jóvenes de su edad que quieran acercarse a la música, Liebman aconseja nunca rendirse, los errores existen pero la música tiene tanto que ofrecer, no importa lo que pase, te mantiene muy centrado, siempre puedes regresar ella, es como tocar para ti mismo, una experiencia única.

El próximo 8 y 10 de junio participará en un concierto en Bellas Artes, en donde debutará junto con la Orquesta Sinfónica Nacional, es un honor para mí participar con ellos porque también me interesa nutrir mi país, donde hay una gran oferta cultural y musical.

 

 

POR SCARLETT LINDERO

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
ArtesFoto: LESLIE PÉREZ

Exploran fervor Guadalupano