Chichén Itzá es mucho más grande de lo que pensabas

La exploración de la serie de grutas sobre las que se asienta el sitio demuestra que su extensión fue mayor

GEOGRAFÍA. El trabajo de los especialistas incluye la digitalización del mapeo de todo el sitio. Foto: Cortesía
GEOGRAFÍA. El trabajo de los especialistas incluye la digitalización del mapeo de todo el sitio. Foto: Cortesía

Las profundidades están revelando nuevos datos a los arqueólogos mexicanos. La exploración de un entramado de cuevas, casi interminable, sobre el que fue construida la zona arqueológica de Chichén Itzá, en Yucatán, han revelado que la antigua ciudad maya se extendió por lo menos 10 kilómetros a la redonda.

El arqueólogo del INAH Guillermo de Anda, director del proyecto Gran Acuífero Maya, afirmó que las investigaciones en el sitio, cuyo auge se dio entre el 750 y 1200 d. C., permitirán reescribir la historia:

Hemos encontrado que el alcance de la ciudad va más allá de lo que se pensaba, por lo menos 10 kilómetros. Nos basamos en el estudio de las oquedados de toda la arqueología subterránea: cuevas, cenotes y las llamadas atascaderas, que son cuevas artificiales, de donde los mayas obtenían cal, dijo.

El equipo continúa también en la busqueda de la entrada al cenote que se localiza debajo de la pirámide de Kukulkán; esa exploración ha permitido datar 200 años antes edificios como El Osario, que se creía más reciente.

Algunos hallazgos del proyecto, se darán a conocer el próximo 20 de noviembre, cuando especialistas nacionales y extranjeros se reúnan en el primer Coloquio de Arqueología del Gran Acuífero Maya, en el Museo Nacional de Historia.

POR LUIS CARLOS SÁNCHEZ

eadp 

¿Te gustó este contenido?