Catedral de Cuernavaca recupera su brillo

El edificio en Morelos podrá abrir durante la Semana Santa

RESCATE. Tanto la torre-campanario como la cúpula han sido recuperadas. Foto: Cortesía
RESCATE. Tanto la torre-campanario como la cúpula han sido recuperadas. Foto: Cortesía

La restauración de los daños ocasionados por los sismos de 2017 permitirá la apertura parcial de la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, en Cuernavaca, Morelos, para las actividades litúrgicas de Semana Santa, informó el INAH.

El inmueble edificado con piedra volcánica, entre 1525 y 1552, sufrió afectaciones catalogadas como severas en su bóveda principal, cúpula, arco triunfal y en varios de sus muros, así como el colapso parcial del cupulín de su campanario, elemento que data de 1713.

A causa de los daños, el templo fue objeto de estudios que permiten llevar a cabo una recuperación detallada: con georradar se escanearon los muros y bóvedas para detectar las oquedades generadas por el sismo, mismas que fueron atendidas mediante consolidaciones, cocidos de remamposteo e inyección de aglutinantes.

Fernando Duarte, coordinador de Monumentos Históricos del Centro INAH Morelos, indicó que se realizó un estudio de mecánica de suelo para apreciar el estado del terreno bajo la catedral, así como levantamientos topográficos utilizando métodos novedosos en los que, a través de un escáner, se genera un modelo digital del inmueble que revela con un alto nivel de detalle los espesores de los muros, los desplomes y las protuberancias existentes en bóvedas, entrepisos y cubiertas.

Uno de los elementos con afectaciones más graves que se atendió, fue la torre-campanario, de 55 metros de alto, y cuyo tercer cuerpo se retiró, desmontando su cupulín debido al riesgo de colapso.

 

La restauración del conjunto catedralicio tiene un avance aproximado de 77 por ciento. En la nave central, donde ya se inyectaron los muros, está pendiente la reintegración de algunos aplanados y pintura mural, indicó Fernando Duarte.

 

Expuso que, si bien la nave principal del inmueble ya se abrió al culto, los trabajos de restauración aún no concluyen y continuarán en el exterior de la nave, pues faltan labores mínimas en cubiertas, así como otras faenas de recuperación en la torre-campanario y el interior del templo, que proseguirán después del periodo vacacional. También se labora en la intervención de las capillas de INAH.

 

Por REDACCIÓN DE EL HERALDO DE MÉXICO

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
ArtesVERSÁTIL. El tenor
ofrecerá en el FIC un
repertorio con temas
de José José y Agustín
Lara. Ilustración: Norberto Carrasco

No cantan mal las rancheras