Artistas dicen “yo también”

A través del movimiento #MeToo, distintas voces de las bellas artes han denunciado casos de abuso sexual entre sus círculos

Jean-Claude 
Arnault y su esposa, la poetisa Katarina Frostenson (Foto: Especial)
Jean-Claude Arnault y su esposa, la poetisa Katarina Frostenson (Foto: Especial)

Desde su primera entrega en 1901, el Premio Nobel de Literatura, otorgado por la Academia Sueca, no había afrontado una crisis como la que se desató en mayo, cuando anunciaron que el prestigioso galardón se postergaría por una serie de casos de abuso sexual.

El anuncio acaparó la atención mundial porque se dio en el contexto del movimiento #MeToo (#YoTambién), el cual pone de manifiesto la denuncia de este tipo de actos, los cuales han involucrado a personajes de distintos campos artísticos.

Antes, la entrega de este premio se había aplazado en siete ocasiones, pero nunca por un caso de este tipo. La acusación pública la hicieron 18 académicas en contra del dramaturgo y fotógrafo Jean-Claude Arnault, esposo de la escritora Katarina Frostenson, integrante de la Academia Sueca, quien también dirige un centro de exposiciones financiado por la institución, en donde se habrían cometido los abusos.

Ayer, la fiscalía sueca presentó una acusación formal contra a Arnault por dos casos de violación cometidos en Estocolmo en 2011.

ARTE CONTEMPORÁNEO

En octubre, las artistas Cindy Sherman, Laurie Anderson, Jenny Holzer, junto con galeristas y curadoras de arte internacionales recolectaron más de siete mil firmas para denunciar acoso sexual en el mundo del arte, a través de una carta titulada Sin sorpresas. La iniciativa comenzó tras la renuncia de Knight Landesman, co-director de la revista ArtForum, una de las más influyentes en el mundo del arte, luego de haber sido acusado por casos de abuso sexual en contra de ocho mujeres.

La primera víctima del editor fue Amanda Schmitt, ex empleada de la publicación, quien denunció que Knight comenzó a acosarla cuando entró a trabajar a la revista, a los 21 años de edad, haciéndole preguntas incómodas sobre su vida sexual y dijo que la tocó varias veces en la espalda, los labios y el trasero sin su consentimiento.

ÓPERA Y BALLET

En marzo, la Metropolitan Opera de Nueva York anunció el despido de su director de orquesta emérito James Levine, tras una investigación que concluyó que el músico cometió actos de acoso sexual desde 1976, cuando ingresó a la compañía.

Su primera víctima fue Chris Brown, un contrabajista que fue miembro de la St. Paul Chamber Orchestra. Otro caso es el de James Lestock, violenchista de 17 años; ambos denunciaron actos sexuales violentos en su contra.

En abril, las bailarinas de la Ópera de París, una de las instituciones más prestigiosas del mundo, expusieron haber sido víctimas de hostigamiento sexual.

A través de una encuesta realizada por la comisión interna del ballet, se dio a conocer que 25.9 por ciento de sus bailarines fueron acosados, para ello se entrevistaron a más de 150 artistas.

ARQUITECTURA

En marzo Richard Meier, ganador del Pritzker en 1894, el premio más importante de arquitectura, fue señalado por cinco mujeres; dos de los casos sucedieron en los últimos 10 años, Alexis Zamich, asistente de comunicación del arquitecto, dijo haber sido violentada en el departamento de su ex jefe. Ante las acusaciones Meier anunció un retiro de seis meses de su empresa y se confesó preocupado y organizado.

EL ORIGEN DEL #METOO

El movimiento nació hace una década, la encargada de ponerle el nombre fue la activista Tarana Burke, quien trabajó en 1996 en un campamento para niñas.

Burke escuchó el testimonio de abuso de una niña que era violentada por parte de un familiar; la activista la alentó a que compartiera su testimonio, después de que ella le confesó su caso, por ello el nombre de yo también.

El movimiento recobró popularidad en 2017 cuando Alyssa Milano invitó a otras actrices a levantar la voz en redes sociales, tras darse a conocer miles de denuncias en contra de del productor de cine estadounidense Harvey Weinstein.
Desde su viralización en Twitter, el hashtag ha tenido miles de réplicas a diario con una premisa: denunciar.

VOCES DE APOYO:

  • En enero, durante la entrega de los Grammy, Lady Gaga, Miley Cyrus y Ne-Yo portaron camisas blancas en la alfombra roja, como muestra de apoyo.
  • A principios de año, varias actrices de Hollywood crearon el movimiento Time’s Up para denunciar los acosos en el mundo del entretenimiento.
  • Durante la entrega de los Globos de Oro, las asistentes vistieron de negro en solidaridad con la iniciativa.

 

Por: SCARLETT LINDERO

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
ArtesFOTO: Especial

Gran obra permanece escondida