Antonio Ortuño: escribir te vuelve vulnerable

Antonio Ortuño fue reconocido con el V Premio Ribera del Duero por su libro La vaga ambición, en el que habla de la escritura como un método de resistencia

Antonio Ortuño: escribir te vuelve vulnerable

Antonio Ortuño fue reconocido con el V Premio Ribera del Duero por su libro La vaga ambición, en el que habla de la escritura como un método de resistencia.

La vaga ambición (Páginas de Espuma, 2017) entrelaza seis relatos independientes protagonizados por el escritor Arturo Murrayálter ego de Antonio Ortuño-, quien lucha por sobrevivir entre la catástrofe familiar del pasado, una economía precaria.

Alfredo Vilchis, esto es barrio, la retrospectiva del artista

Antonio Ortuño: escribir te vuelve vulnerable

-¿Escribir es una profesión de frustraciones?

-Absolutamente. Dar el brinco a que un editor considere tu trabajo y te publiquen está lleno de escalas muy complicadas.

-¿Te frustras?

-Nunca quedo satisfecho al cien por ciento. Tengo la sensación de que me acerco a lo que era la idea original, pero la escritura siempre se adultera y hay elementos que cambian. No conozco a ningún escritor respetable que, de verdad, quedé satisfecho con lo que hace.

‘Cien años de soledad’, la mejor después del Quijote

Antonio Ortuño: escribir te vuelve vulnerable

-Murray es un escritor, es inevitable no pensarte en él.

-Le presté a Murray muchas de mis experiencias porque quería que tuviera vitalidad. En un sentido literario es mi álter ego, aunque hay una distancia.

Homero Niño de Rivera: La mentira de toda la vida

-¿Qué opinas de los autores que consideran a sus creaciones personas más que personajes?

-Es una especie de charlatanería cuando los escritores hablan como si los personajes de verdad vivieran. En el mejor de los casos es una metáfora y en el peor, una tontería absoluta.

La escritura es un trabajo desde la conciencia agudizada, no desde el automatismo.

Antonio Ortuño: escribir te vuelve vulnerable

-¿Quiénes te preocupan al momento en el que estás escribiendo?

-Los lectores que verdaderamente se interesan por lo que escribes. La crítica ha sido generosísima y muy entusiasta conmigo, pero eso no significa que esté de acuerdo con todo lo que dicen.

-¿Los escritores son vulnerables?

-Escribir te hace vulnerable y uno tiene que desarrollar cierto. Citando el poema If, de Rudyard Kipling: el triunfo como la derrota son dos impostores. Al escritor le conviene tomar distancia de las lecturas y no morir por una reseña negativa y no remontarse a los cielos con una positiva.

POR MELISSA MORENO

[email protected]

FOTOS: YADIRA GARCÍA

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
ArtesFOTO: ESpecial

Mudan museos su acervo a las apps