Muere Uderzo; Astérix se queda huérfano

El dibujante francés falleció ayer a los 92 años; en la década de los 60 creó, junto con Rene Goscinny, el fantástico mundo de una aldea gala en resistencia

A 111 idiomas ha sido traducido el cómic. Foto: AP

La aldea gala está de luto:

Albert Uderzo, uno de los dos creadores del entrañable Astérix, quien entretuvo a todo el mundo con sus aventuras épicas al lado de su amigo Obélix, murió ayer a los 92 años. Familiares de Uderzo dijeron que falleció de un ataque cardíaco.

Astérix, un hombre de baja estatura que siempre lleva un casco con alas, fue creado alrededor

de 1960 por Uderzo y Rene Goscinny, quien se encargó del guión. El personaje vivía en un pueblo en Gaul, hoy Francia, resistiendo a los conquistadores romanos.

Murió mientras dormía en su casa en Neuilly de un ataque cardiaco no relacionado con el coronavirus, dijo su yerno Bernard de Choisy. Se había sentido muy cansado durante varias semanas.

Las aventuras de Astérix y Obélix dieron lugar a 38 álbumes, de los que se han vendido 380 millones de ejemplares, traducidos a 111 lenguas.

Nacido en 1927 de padres italianos, Uderzo se fascinó por el cómic desde niño y por hacer reír a los demás (nunca ocultó que su profesión frustrada era la de payaso); dibujó desde pequeño, lo que le llevó a crear en 1944 su primer cómic.

Su vida cambió cinco años más tarde, tras conocer a Goscinny, a quien consideraba su hermano y con quien ideó las aventuras de uno de los personajes más universales en la historia del cómic: Astérix, el galo. La pareja creativa se rompió en 1977 con la muerte del guionista, que sumió a Uderzo en la devastación.

Sin embargo, el dibujante se sobrepuso y decidió continuar con la serie de Astérix ejerciendo él mismo como guionista y dibujante.

Por EFE/ AP

lctl

¿Te gustó este contenido?



Escribe al menos una palabra.