Adelita, matriarca de una leyenda

Sólo tuvo la educación básica, pero su destreza y eficiencia para atender a los heridos la convirtieron en una figura clave de la época

GRÁFICO: Paul Perdomo
GRÁFICO: Paul Perdomo

ORIGEN

Nació en Ciudad Juárez, Chihuahua el 8 de septiembre de 1900, en el seno de una familia de comerciantes acomodados. Historiadores cuentan que, a los 13 años, se rebeló a su padre y se incorporó a Cruz Blanca para ser enfermera, fue entonces como se unió al grupo revolucionario de Leonor Villegas de Manón.

El 7 de febrero de 1913, por primera vez subió al tren de enfermería en la Ciudad de Chihuahua, época de donde surgió la famosa fotografía de Jerónimo Hernández, en donde se ve a un grupo de mujeres vistiendo rebozo en las escaleras del transporte.

SU AMOR

Conoció al sargento Antonio Gil del Río Armenta, miembro de las Fuerzas de Francisco Villa, con quien sostuvo una relación amorosa por un año, la cual terminó cuando él perdió la vida en la batalla de Gómez Palacio, Durango, la más sangrienta de la Revolución, consignando más de seis mil personas muertas. Fruto de su amor, tuvo un hijo, quien también murió sirviendo en la Segunda Guerra Mundial.

Pese a la pérdida de su amor, ella siguió trabajando con los soldados.

Según la historia, Antonio Gil fue el compositor del famoso corrido revolucionario La Adelita, ya que le llevaba serenata al tren de enfermería.

SIGUIÓ SU LUCHA

En 1916, La Asociación de Veteranos de la Revolución reconoció a Adela Velarde Pérez como enfermera militante desde 19134 en la División del Norte, bajo el mando del General Carlos Martínez, así como en el Ejército del Noreste en varias regiones (Chihuahua, Zacatecas, Torreón, Aguscalientes, Distrito Federal Y Morelos. Tuvo una participación destacada en contra del usurpador Victoriano Huerta.

TRAS LA REVOLUCIÓN

Dicha acción la hizo ser considerada oficialmente veterana de la Revolución el 22 de febrero de 1941. Cuando la Secretaría de la Defensa le otorgó en vida la Condecoración al Mérito Revolucionario.

Veinte años después, el Congreso de la Unión le dio una pensión vitalicia. En 1962, fue nombrada miembro de la Legión de Honor Mexicana. Murió el 4 de septiembre en Ciudad del Río, Texas.

Hoy, hace tres años, la Secretaría de Relaciones Exteriores, a través del

Consulado de México en Del Río, Texas, celebró el primer homenaje oficial a Adela Velarde, a 104 años de la Revolución Mexicana.

DATOS:

1965 Se casó con el Coronel Alfredo Villegas. El matrimonio duró hasta 1971.

La canción.

Si Adelita se fuera con otro

la seguiría por tierra y por mar,

si por mar en un buque de guerra

si por tierra en un tren militar.

Si Adelita quisiera ser mi esposa,

y si Adelita ya fuera mi mujer,

le compraría un vestido de seda

para llevarla a bailar al cuartel

n la Revolución Mexicana, las mujeres cobraron un papel importante al atender a los heridos, cuidar a los hijos y enterrar a los muertos, sin embargo, hubo un nombre que destacó y hoy en día se sigue recordando: Adelita, al llamar así a todas las mujeres revolucionarias. Según el cronista José Alberto Galindo, la original fue Adela Velarde Pérez.

De acuerdo con Galindo, Adelita era una mujer bella, amiguera y alegre, su eficiencia y destreza en la atención de heridos la convirtió en la consentida de las tropas.

Por Redacción

 

 

 

¿Te gustó este contenido?