A jugar y aprender con arte

Obras famosas del acervo del MAM servirán a los niños para saber más sobre el acto de crear

INTERACCIÓN. La pulquería El Vasilon, de Jesús Cabrera, forma parte de la muestra. Foto: Cortesía
INTERACCIÓN. La pulquería El Vasilon, de Jesús Cabrera, forma parte de la muestra. Foto: Cortesía

Las vacaciones han llegado y todos quieren jugar. Además de ser espacios donde pueden ocurrir grandes experiencias y se puede socializar, los museos también pueden ser el lugar ideal para divertirse en grande durante la Semana Santa.

El Museo de Arte Moderno (MAM) inaugura hoy la exposición Re/Creaciones entre el juego y el arte, en la que propone experiencias inmersivas y actividades lúdicas para comprender mejor el proceso detrás de la creación de una obra de arte y generar nuevos significados.

La muestra, conformada por cinco ejes temáticos, utiliza obras conocidas, como el autorretrato múltiple de Juan O’ Gorman y otras que pocas veces son exhibidas, como la obra abstracta, Sin título, de Víctor Morales.

El primer núcleo ha sido titulado El juego y sus reglas; ahí, los visitantes podrán jugar con un rompecabezas deslizable del cuadro Las futbolistas de Ángel Zárraga y encontraran los Discos visuales, elaborados entre Octavio Paz y Vicente Rojo, para que la gente los manipule.

La forma y su experimentación es el segundo núcleo y exhibe una reproducción de El retablo de Carlos Mérida, elaborado en acrílicos para que los visitantes lo armen o puedan crear una nueva obra; El barco México 68, de Manuel Felguérez, se puede ver desde la ventana e invita al público a salir y jugar en el jardín.

El tercer eje es La identidad y los roles, donde por medio de piezas como máscaras y muñecos de Angelina Beloff, El juzgón de Rufino Tamayo y el Autorretrato múltiple de Juan O’Gorman, se podrá formar parte de un juego de sombras, disfrazarse y realizar alguna acción performática.

El eje El objeto simbólico y el lenguaje gira sobre la idea de que el arte y el juego están en el terreno de lo simbólico; y en De la diversión a la subversión, se invita a los niños, por medio de fotografías, a conocer y hacer valer sus derechos.

De acuerdo con Marlene Lelo de Larrea, responsable del área educativa del MAM, algunas obras estarán colocadas más abajo de lo habitual con la intención de que los niños las enfrenten a su altura y las puedan observar e interpretar mejor. La muestra estará abierta hasta el 10 de noviembre.

 

Por REDACCIÓN EL HERALDO DE MÉXICO

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
Artes“Podemos imaginar que la frontera puede ser un mejor lugar, de alguna forma queremos entender que la frontera es un contagio y una posibilidad de que sucedan cosas”, explicó Mallet. Foto: Especial

La frontera más allá de Trump