50 años de Macondo

Con millones de lectores alrededor del mundo la obra Cien años de soledad cumple medio siglo de haberse publicado por primera vez, en Argentina

Archivo. CUARTOSCURO.
Archivo. CUARTOSCURO.

Gabriel García Márquez escribió en 1967 una de las novelas más trascendentales en la literatura universal del siglo XX, Cien años de soledad.

Es un libro que marca un antes y después en las letras latinoamericanas, dice Doris Bravo, ex editora del escritor colombiano, bajo el sello Diana, principal distribuidor de la obra de Gabo en México.

Este año se cumple medio siglo de que la editorial argentina Sudamericana imprimió por primera vez, el 30 de mayo de 1967, la obra icono del llamado boom latinoamericano. Cien años de soledad se ha mantenido vigente como uno de los tres best seller del colombiano junto con Crónica de una muerte anunciada y El amor en los tiempos de cólera.

Para Doris Bravo, Macondo, el pueblo ficticio en donde se desarrolla la novela, traslada al lector al realismo mágico de García Márquez. Para mí fue la primera lectura de este tipo. Leer ese lenguaje tan variado y rico que transmitía en sus es-critos fue como transportarme a otros mundos, a realidades alternas. Conocer a Gabo fue una experiencia parecida a la producida por sus libros, era adentrarme en otros mundos.

Ilustración de Luisa Rivera.

 

La editorial Diana (fundada en 1946 y adquirida por Planeta en 2006) trabajó en las primeras reediciones de Cien años de soledad con Gonzalo García Bracha, hijo del escritor y periodista colombiano. Fue muy entrañable trabajar con Gonzalo.

 

 

Adquirimos una madurez literaria diferente cada que editábamos una portada.

En 1965, García Márquez sintió la inspiración para escribir Cien años de soledad, una novela que relata la historia de la familia Buendía a lo largo de varias generaciones en Macondo. El autor viajaba en auto con su familia de la Ciudad de México a Acapulco, cuando tuvo un percance y desistió de la travesía. Tenía tan madura la idea que hubiera podido dictar el primer capítulo allí mismo, en la carretera de Cuernavaca, palabra por palabra, contó Gabo en alguna ocasión.

 

Colorea a los Buendía

Una edición ilustrada del clásico Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez, es la propuesta para celebrar sus primeros 50 años, de la mano e imaginación de Luisa Rivera (Santiago, Chile), artista chilena, quien ahora reside y trabaja en Londres.

Luisa Rivera.

En este proyecto, publicado en México por editorial Diana, la ilustradora trabajó junto con el diseñador, Gonzalo García Barcha, hijo del escritor colombiano, quien creó una fuente tipográfica llamada ‘Enrico’.

Las letras capitulares de esta tipografía también pasaron por el pincel de la joven artista.

Rivera, quien en 2013 obtuvo un Fondo Nacional de Desarrollo Cultural y las Artes de su país, ha dicho que dejó que el colombiano la guiara durante el proceso: A través de entrevistas, reportajes, y lecturas pude percibir el interés personal tras la historia. Mientras ilustraba, repetí una y otra vez el discurso que dio al recibir el Premio Nobel en 1982, y también entrevistas más informales.

 

Por Scarlett Lindero

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
ArtesFOTO: Especial

Destacan a jóvenes arquitectos